Inicio / Entrada de Blog / Fijada la distancia exacta del sistema de estrellas SS Cygni

Fijada la distancia exacta del sistema de estrellas SS Cygni

Fijada la distancia exacta del sistema de estrellas SS Cygni
 

Con el descubrimiento de su nueva posición se termina con un enigma de la astronomía y se amplía el conocimiento sobre las ‘enana nova’.

En ocasiones la astronomía se comporta como las agencias inmobiliarias, donde lo que importa, por encima de cualquier otra cosa, es la localización. Un equipo de astrónomos de la Curtin University de Perth ha resuelto uno de los mayores problemas en el conocimiento sobre un tipo de estrella que experimenta explosiones regulares, gracias a la medición exacta de un famoso ejemplo de este tipo. El descubrimiento de la posición real de la SS Cygni termina con un enigma de la astronomía y amplía el conocimiento sobre la forma de comportarse de las llamadas ‘enana nova’.

Los investigadores utilizaron el National Science Foundation’s Very Long Baseline Array (VLBA) y el European VLBI Network (EVN) para localizar con precisión uno de los sistemas de estrellas variable más observados en el mundo –un sistema de estrellas doble llamado SS Cygni-, situado a 370 años luz de la tierra. Esta nueva medición de la distancia supone que la explicación para los sistema que experimentan explosiones regulares, válido para pares de estrellas similares, también se cumple para SS Cygni.

“Se trata de uno de los sistemas de este tipo mejor estudiados, pero de acuerdo con nuestro conocimiento sobre cómo funcionan este tipo de cosas, no debería haber experimentado las explosiones. La nueva medición de la distancia ratifica que cumple con lo anunciado por la explicación estándar”, cuenta James Miller-Jones, de la Curtin University centro de conexión con el International Centre for Radio Astronomy Research de Perth, Australia.

SS Cygni, situada en la constelación Cygnus the Swan, es una densa estrella enana blanca en una órbita cercana a una estrella enana roja menor que ella. La fuerte gravedad de la estrella enana blanca atrae materiales de su compañera a un turbulento disco constituido a su alrededor. Las dos estrellas orbitan en torno a la otra con un margen de sólo 6,6 horas. Con una frecuencia de una vez cada 49 días, una poderosa explosión ilumina de forma grandiosa este sistema.

Este tipo de sistema es conocido como una ‘enana nova’ y, basándose en otros ejemplos, los científicos proponen que las explosiones suponen un resultado de los cambios en la ratio a la que la materia se mueve a través del disco situado en torno a la estrella enana blanca. En la máxima ratio de transferencia de masa desde la estrella enana roja, el disco rotatorio permanece estable, pero cuando la ratio es más baja, el disco se puede volver inestable y experimentar una explosión.

Este mecanismo parece trabajar como todos los ‘enana nova’ conocidos, excepto el SS Cygni, basado en estimaciones de distancia previas. Las mediciones del Hubble Space Telescope llevadas a cabo entre 1999 y 2004 situaban el SS Cygni en una distancia de entorno a 520 años luz. “Eso era un problema –desvela Miller-Jones-. A esa distancia, SS Cygni habría sido la más brillante ‘enana nova’ en el cielo, y habría tenido masa suficiente desplazándose a lo largo de su disco como para mantenerse estable y sin ninguna explosión”. La medición de una distancia más corta gracias a los radiotelescopios significa que el sistema es intrínsecamente menos brillante y fija una serie de características que aparecían en el borrador de la explicación estándar sobre las explosiones en los ‘enana nova’.

Los astronómos llevaron a cabo la medición de la nueva distancia empleando los VLBA y EVN, que utilizan radiotelescopios ampliamente separados, pero que funcionan juntos como un único y extremadamente preciso telescopio. Estos sistemas son capaces de las medidas más ajustadas de las posiciones en el cielo que existen en este momento en la astronomía. Observando SS Cygni cuando la Tierra está en el lado opuesto de su órbita alrededor del Sol, los astrónomos pueden medir el sutil cambio en la posición aparente de los objetos en el cielo, comparándolos con los antecedentes de objetos más distantes. Este efecto, conocido como paralasis, permite a los científicos medir directamente la distancia de un objeto aplicando normas muy básicas de trigonometría.

Los astrónomos conocían previamente que la SS Cigny emitía ondas de radio durante sus explosiones, por lo que hicieron sus observaciones con los radiotelescopios después de recibir informaciones de astrónomos aficionados que indicaban que una explosión estaba en proceso. Para alcanzar sus conclusiones, han estado observando los objetos durante las explosiones entre los años 2010 y 2012.

La diferencia entre las distancias de las luces visibles medidas por el Hubble y los radiotelescopios pueden tener diversas causas, según los científicos. Los radio observadores fueron construidos a partir del conocimiento de objetos muy alejados de nuestra Vía Láctea, mientras que las observaciones del Hubble utilizan estrellas que están dentro de nuestra galaxia como puntos de referencia. Utilizar objetos más lejanos permite referencias mejores y más estables, según los investigadores. Además, los radio observadores –añaden- son inmunes también a otras fuentes de error.

Descubierta en 1896, la SS Cygni es uno de los objetos más populares para los astrónomos aficionados. De acuerdo con la American Association of Variable Star Observers, ni una sola explosión de la SS Cygni ha dejado de ser registrada desde su descubrimiento. Ha sido observada cerca de medio millón de veces, y las variaciones de su brillo cuidadosamente seguidas, lo que la convierte en uno de los objetos astronómicos más intensamente estudiados del siglo pasado.
(Sin votaciones)
Cargando…