Inicio / Entrada de Blog / Fundéu BBVA: telefonía móvil, claves de redacción

Fundéu BBVA: telefonía móvil, claves de redacción

Fundéu BBVA: telefonía móvil, claves de redacción
1. “Móvil” y “celular”

Tanto “(teléfono) móvil” como “(teléfono) celular” son denominaciones adecuadas para referirse a los dispositivos que se usan para comunicarse por redes de telefonía móvil. La primera es la habitual en España, mientras que la segunda es común en casi toda América.

2. “Teléfono inteligente”
“Teléfono inteligente” es una alternativa adecuada en español a la voz inglesa “smartphone”.

3. “Tecnología táctil”
“Tecnología táctil” es un equivalente adecuado en español al anglicismo “tecnología touch” para referirse a los aparatos electrónicos que se manejan con el contacto directo de los dedos sobre la pantalla, sin necesidad de un teclado.

4. “Tabletas” y “tabléfonos”
“Tableta” es el término recomendado para los dispositivos portátiles con tecnología táctil, en lugar del anglicismo “tablet”. Para los híbridos de teléfono inteligente y tableta, denominados “phablets” en inglés, se recomienda la forma “tabléfono”.

5. “Píxel” y “pixel”, ambas válidas
Tanto “píxel” (llana) como “pixel” (aguda) son válidas para aludir el elemento mínimo de ciertos tipos de imágenes. La primera es habitual en España y la segunda es la mayoritaria en muchos países de América. El plural se forma añadiendo “-es”, es decir, “píxeles” y “pixeles”. Los de “megapíxel” y “megapixel” (escritos en una sola palabra) son “megapíxeles” y “megapixeles”.

6. “El wifi” y “la wifi”
El término “wifi”, proveniente de la marca Wi-Fi, ha pasado a ser utilizado como un sustantivo común. Al tratarse de una palabra ya incorporada al español, lo recomendado es que se escriba con iniciales minúsculas, en letra redonda y sin el guion que aparece en la marca original. Se emplea tanto en masculino como en femenino, en función del sustantivo al que haga referencia: “la (zona) wifi” o “el (sistema) wifi”.

7. “Pantalla”, mejor que “display”
La voz inglesa “display” puede sustituirse en español por “pantalla (de visualización)” o “visualizador”.

8. “Nomofobia”
El neologismo “nomofobia” es adecuado para referirse al miedo a estar incomunicado sin teléfono celular o móvil.

9. “Empresa emergente” mejor que “start-up”
Con el anglicismo “start-up” se conoce en el mundo de los negocios y la innovación a aquellas sociedades que, pese a su juventud y falta de recursos, consiguen obtener buenos resultados en el mercado y pasan a ser impulsadas por otros inversores o absorbidas por empresas ya consolidadas. Se recomienda emplear la traducción “empresa emergente”.

10. “Aplicación” y “apli”, alternativas a “app”
“Aplicación” es una alternativa adecuada en español para referirse a “app”, acortamiento del término inglés “application”, que se utiliza para aludir a un ‘tipo de programa informático diseñado como herramienta que permite al usuario realizar diversos trabajos’. Si se desea abreviar, puede emplearse la voz “apli”, cuyo plural es “aplis”.

11. “Tecnología ponible”, mejor que “wearable technology”
Es preferible la traducción “tecnología ponible” a la denominación inglesa “wearable technology” y a la fórmula mixta “tecnología wearable”. Para aludir en general al conjunto de estos dispositivos se empieza a usar, y es adecuado, el término “ponibles”: “El internet de las cosas, los ponibles y el 5G, tendencias del Mobile”.

12. El “internet de las cosas” y el “internet de los datos”
La expresión “internet de las cosas”, que se emplea para referirse a la interconexión de los objetos digital de objetos cotidianos con internet, y el “internet de los datos” son denominaciones comunes que no necesitan comillas ni cursiva y que se escriben con minúscula inicial en “cosas” y “datos”. Respecto al sustantivo “internet”, la Academia admite tanto la mayúscula como la minúscula.

13. 5G, mejor sin guion
La forma 5G, que se usa para aludir a la quinta generación de tecnología móvil, se escribe preferiblemente sin guion entre la cifra y la letra.

La Fundéu BBVA (www.fundeu.es), que trabaja asesorada por la Real Academia Española y cuyo principal objetivo es el buen uso del español en los medios de comunicación, cuenta con la colaboración, además, del Instituto Cervantes, la Fundación San Millán, Accenture, Gómez-Acebo & Pombo, CELER Soluciones, Hermes Traducciones, Linguaserve y Abengoa. EFE
feu/emc
(Sin votaciones)
Cargando…