Inicio / Entrada de Blog / Hacia la democratización de las comunicaciones. Por (*) Christophe Méline (Logitech Iberia)

Hacia la democratización de las comunicaciones. Por (*) Christophe Méline (Logitech Iberia)

<p>Un visitante consulta su dispositivo móvil en un pasillo durante la primera jornada del Mobile World Congress. EFE/Alberto Estévez</p>

Los trabajadores del futuro serán tecnológicos y flexibles, o no serán



Es un hecho, que las empresas demandan cada vez más, soluciones que potencien la colaboración, la flexibilidad, el teletrabajo y la participación. Las formas de trabajo están evolucionando a marchas forzadas, por un lado, por la incorporación de la generación Millenials a los mercados laborales (que han crecido con las tecnologías y el mundo digital), y por otro, porque cada vez toman más fuerza tendencias como la movilidad o el teletrabajo.




Los datos lo avalan, según la consultora Frost&Sullivan, los nuevos modelos han propiciado que el sector de la videoconferencia esté en pleno auge, y se prevé que este mercado pase de un volumen de ingresos de 8.500 millones de dólares en 2017, a 11.000 millones en 2023.



Según Sullivan, en un plazo de 5 años el 75% de la fuerza laboral de los EEUU pertenecerá a la generación Millenials, lo que provocará que le uso de las herramientas de colaboración, videoconferencia o teletrabajo, se triplique. Como dato, el 35% de los trabajadores accederá a su oficina de manera remota.



Teletrabajo


Pero, ¿sucederá lo mismo en España, replicaremos el modelo americano? Todo apunta a que sí, aunque no con la celeridad de EEUU.


Según los últimos datos disponibles, el teletrabajo alcanzó en el segundo trimestre del 2018, su nivel más elevado, con 1,43 millones de personas utilizando esta modalidad laboral, según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo elaborado por el grupo de RRHH e investigadores de Bacerló y Asociados. Este porcentaje equivaldría a un 7,4% del total de ocupados en España, cinco décimas más que un año antes.


Los responsables de IT tienen un gran reto por delante, la equipación de cientos de espacios de trabajo, en contraste con las dos o tres salas de reuniones de grandes dimensiones, del pasado.


Para ello, es crucial que los espacios sean fáciles de instalar y de mantener. El usuario final solía entrar en las salas de reuniones y abrumarse ante la tecnología que tenía que controlar, ahora lo que prima, es que el usuario se preocupe exclusivamente por el contenido de la reunión, y que el uso tecnológico sea tan sencillo e intuitivo, que no necesite de ningún técnico para implementarlo.


Los trabajadores no tendrán que aprender nada nuevo, no necesitarán formación, ni usar nuevas herramientas, es lo que se conoce como “plug and play”, el usuario llega con su portátil y se conecta. La tendencia, la democratización de las comunicaciones.







(*) Christophe Méline, responsable de Video Colaboración en Logitech Iberia


(1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…