Inicio / Entrada de Blog / Hallan evidencias del cambio del epigenoma del cerebro desde el nacimiento hasta la adolescencia

Hallan evidencias del cambio del epigenoma del cerebro desde el nacimiento hasta la adolescencia

Hallan evidencias del cambio del epigenoma del cerebro desde el nacimiento hasta la adolescencia
La relación de los profesores con sus alumnos, así como la de los padres con sus hijos, es uno de los indicadores más claros del cambio en el epigenoma del cerebro.

 

El equipo de investigadores ha descubierto los cambios significativos que se producen  en el cerebro y la relación que la metilación del ADN tiene con ellos

La experiencia de los padres con sus hijos y la de los profesores con sus alumnos demuestra cómo los niños cambian su comportamiento y conocimientos desde la infancia hasta la adolescencia. Hasta ahora, poco se conocía de la causa que podía poner en marcha esta serie de cambios. Sin embargo, un artículo publicado en la revista Science en colaboración con el grupo de Manel Esteller, director del Epigenetics and Cancer Biology Biomedical Research Institute (IDIBELL), investigador del ICREA y profesor de Genética en la Universidad de Barcelona, facilita importantes pistas para entender cómo sucede todo este proceso.

Los investigadores han descubierto que el córtex frontal de la personas, es decir, la parte del cerebro responsable de la conducta y de la adquisición de nuevas información, experimenta un cambio significativo desde el nacimiento hasta el final de la adolescencia. Su epigenoma se transforma. El estudio ha analizado el epigenoma de los recién nacidos, de los adolescentes de 16 años y de los adultos entre 25 y 50 años en los Estados Unidos y en Cataluña.

El epigenoma

El epigenoma es la serie de señales químicas responsable de conectar o desconectar los genes en el ADN de los humanos. Este descubrimiento muestra que una de estas señales epigenéticas, la metilación del material genético, se incrementa progresivamente hasta el final de la adolescencia y la entrada del individuo en la edad adulta.

“Los resultados del estudio muestran que la metilación del ADN tiene un rol clave en la formación de los espacios de comunicación entre las neuronas, o sinapsis –explica Esteller-. El cerebro se divide en materia blanca (glía) y materia girs (neuronas) con varios tipos de células desempeñando funciones distintas. Hemos podido comprobar que los patrones de metilación del ADN distinguen los genes que muestran una actividad del tipo de la de las células. Incluso en la materia gris, hay subtipos de células, como las neuronas piramidales y los productores de neurotransmisores GABA que, según hemos observado, tienen un subpatrón específico en el proceso de metilzación del ADN”.

“Además, la metilación del ADN de las neuronas es diferente de la que se da en el resto de las células del cuerpo humano. Si normalmente es conocida como 5-mCG, en el cerebro se le llama 5-MCH, lo que sería como poner un acento cerrado o abierto en una palabra, y que en este caso, lo que supone es añadir un gen para cambiar su significado”, desvela Esteller.

Este hallazgo podría tener una profunda importancia en el conocimiento de la biología del cerebro, porque más allá de explicar la plasticidad de este órgano cuando vive o atraviesa por determinadas experiencias, podría permitir que comprendamos las causas de comportamientos alterados y enfermedades psiquiátricas. Ahora es preciso investigar más a fondo, para poder determinar si las alteraciones menores que se registran en el programa de metilación del ADN durante el desarrollo temprano del ser humano recién nacido podrían estar asociadas a desórdenes en el desarrollo neurológico tales como el autismo o la esquizofrenia.

La investigación, publicada en Science bajo el título Dynamic epigenomic reconfiguration during mamalian brain development, ha contado con la participación de Lister R, Mukame EA, Nery JR, Urich M, Puddifoot CA, Johnson N, Lucero J, Huang N, Zaman S, Schultz MD, Tonti-Filippini J, Yu M, Heyn H, Hu S, Wu JC, Rao A, Esteller M, He C, Haghighi FG, Sejnowski TJ, Behrens MM y Ecker JR.

 
(Sin votaciones)
Cargando…