Inicio / Entrada de Blog / Impresoras 3D para crear fósiles de dinosaurios

Impresoras 3D para crear fósiles de dinosaurios

<p>Esta impresión en 3D está al lado del original, recubierto de un preparado de yeso y erróneamente etiquetado.</p>

Los datos obtenidos por tomografía computarizada se pueden usar con las impresoras en tres dimensiones (3D) para hacer copias exactas de los huesos fosilizados, según un nuevo estudio publicado online en la revista Radiology. Los fósiles a menudo se han almacenado en moldes de yeso para protegerlos de daños. Pero para obtener información adicional sobre un fósil normalmente hay que retirar la escayola y todo el sedimento que lo rodea, lo que puede conducir a la pérdida de material o incluso a la destrucción del fósil. Con la nueva técnica se pueden tener todos los datos del fósil y crear tantas réplicas exactas como se desee sin poner en peligro ninguna de sus características.


Un equipo de investigadores alemanes ha estudiado la viabilidad de la utilización de la tomografía computerizada (TC) y las impresoras en tres dimensiones (3D) para separar, de forma no destructiva, un hueso fosilizado de su matriz y del sedimento circundante y producir una impresión perfecta en 3D del propio hueso fosilizado. “El beneficio más importante de este método es que no es destructivo, y el riesgo de dañar el fósil es mínimo”, comenta el autor del estudio, Ahi Sema Issever, del Departamento de Radiología del Campus Charité Mitte, en Berlín. “Además, no se tarda tanto tiempo como con una preparación convencional”.


El doctor Issever y sus colegas aplicaron el método a un fósil sin identificar del Museum für Naturkunde, un importante museo de historia natural en Berlín. El fósil, y otros como él, fueron enterrados bajo los escombros en el sótano del museo tras un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, los miembros del personal del museo han tenido dificultades para clasificar e identificar algunos de los fósiles recubiertos por las chaquetas de yeso.




Esta es una imagen digitalizada del original que se obtuvo en 1923 en una excavación en Halberstadt. La inserción es un aumento de la vértebra fosilizada.

Los investigadores realizaron una tomografía computerizada en el fósil no identificado con un sistema multidetector que realizó 320 imagenes por secciones, o rebanadas, del fósil. La diferente atenuación o absorción de la radiación a través del hueso en comparación con la de la chaqueta de yeso que lo envuelve proporciona una clara representación del cuerpo vertebral fosilizado. Después de estudiar la TC y compararla con dibujos de excavaciones antiguas, los investigadores fueron capaces de rastrear el origen del fósil hasta situarlo en la excavación Halberstadt, una importante excavación que se hizo entre 1910 y 1927 en un pozo de barro al sur de Halberstadt, en Alemania. Además, el estudio de la TC proporcionó información muy valiosa sobre el estado y la integridad del fósil, que mostraba múltiples fracturas y la destrucción del borde anterior del cuerpo vertebral.


Por otra parte, el conjunto de datos de la TC ayudó a los investigadores a conseguir una reconstrucción exacta de los fósiles mediante la sinterización selectiva por láser, una tecnología que utiliza un láser de alta potencia para fusionar materiales y construir un objeto en 3D. El Dr. Issever señala que los resultados llegan en un momento en que los avances en la tecnología y la disponibilidad de impresoras 3D, que son cada vez más baratas, hacen que estas técnicas sean más comunes como herramientas habituales para la investigación. Los modelos digitales de los objetos se pueden transferir rápidamente entre los investigadores, y un sinfín de copias exactas pueden ser producidos y distribuidos, avanzando en gran medida el intercambio científico, comenta el Dr. Issever. Esta tecnología también permite potencialmente el intercambio mundial de fósiles únicos con museos, escuelas y otros centros de investigación.


“El conjunto de datos digitales y, en última instancia, las reproducciones en impresión 3D se puede compartir fácilmente, y otros investigadores podrían obtener así acceso a información muy valiosa sobre fósiles raros que de otro modo habrían tenido restringido”, explica el Dr. Issever. “Al igual que currió con la imprenta de Gutenberg cuando abrió al mundo el consumo de los libros, los conjuntos de datos digitales e impresiones en 3D de los fósiles ahora pueden ser públicos y distribuirse de manera más amplia, al tiempo que se protege el fósil original intacto”

(Sin votaciones)
Cargando…