Inicio / Entrada de Blog / Japón se lanza a la movilidad eléctrica

Japón se lanza a la movilidad eléctrica

Japón se lanza a la movilidad eléctrica

Los cuatro gigantes del motor en Japón, Toyota, Nissan, Honda y Mitsubishi, han unido sus fuerzas para dar el espaldarazo definitivo a los automóviles eléctricos con la instalación de 12.000 puntos de carga para 2014



A los vehículos eléctricos no les salen los números. La decidida apuesta de los fabricantes de automóviles por sacar cada vez más modelos eléctricos cero contaminantes no está recibiendo la respuesta de los conductores y su inserción está siendo más lenta de lo esperado.

Según los expertos, el principal problema de su falta de penetración en el mercado nipón, históricamente amante de las novedades y con un alto poder adquisitivo, es la falta de puntos de carga, lo que multiplica su temor a quedarse sin batería y complica la conducción.

Además, barreras como su precio -superior al resto de vehículos-, el gasto del alquiler de la batería y la incomodidad de tener que recargar el vehículos lejos de casa o del puesto de trabajo, han incrementado las dudas de los consumidores y el nerviosismo de las firmas niponas, que han apostado firmemente por este tipo de producto al considerarlo un ‘caballo ganador’.

Algunas empresas como Mitsubishi Motors han creado una página web  en tono humorístico para quitar “el miedo” a los coches eléctricos,  llamada “electriphobia”, y en la que no faltan los consejos para superar estos temores y lanzarse de cabeza a la compra de un EV (Electric Vehicle).

Para poner fin a estas barreras, el Gobierno de Japón, unido a los fabricantes de automóviles y otras grandes empresas, como la cadena de centros comerciales Aeon, han creado una sinergia para solventar este grave obstáculo a la movilidad eléctrica.

El plan del Gobierno del primer ministro Shinzo Abe es el de multiplicar en el país los puntos de carga e instalar, hasta 2020, 5.000 puestos de carga rápida y hasta 2 millones de carga normal.



Para promover la difusión de estos servicios de carga eléctrica, el Ejecutivo ha puesto a disposición un monto de 100.500 millones de euros (765 millones de euros) de subvenciones, que se canalizan a través de ayudas a empresas privadas e inversión pública.

En este sentido, para el año que viene, el líder mundial del motor, Toyota, junto con Nissan, Honda y Mitsubishi instalarán en el país 8.000 puestos de carga normal y 4.000 de carga rápida, de uso también para vehículos híbridos, con la ayuda de estos subsidios gubernamentales para la construcción de infraestructuras para EV’s.

El objetivo será el de dejar a un lado su tremenda competencia para crear una red unificada de carga eléctrica para ampliar la cobertura de este tipo de vehículos, que actualmente cuentan con cerca de 1.700 puestos de carga rápida y 3.000 de carga normal en todo el país.

Además, la cadena nipona de centros comerciales Aeon, uno de los mayores minorista de Asia, también quiere que sus clientes tengan a su disposición estos cargadores. Por ello, ha anunciado que instalará 1.150 puntos de carga en 490 de sus establecimientos de Japón para febrero de 2015.

Aeon, que ya cuenta en sus centros del archipiélago con cerca de 95 puntos de carga en 43 de sus establecimientos, invertirá cerca de 3.500 millones de yenes (unos 27 millones de euros) para impulsar esta apuesta por la movilidad eléctrica.

En estos centros de Aeon la carga rápida del vehículo (que permite recargar por completo la batería de modelos como el Nissan Leaf en apenas 30 minutos), tendrá un coste cercano a los 500 yenes (algo menos de 4 euros), mientras que el uso de los puntos de carga normal tendrá un coste aproximado de 100 yenes (menos de 1 euro).



 

Hasta el momento, el que más éxito ha cosechado con los vehículos eléctricos ha sido Nissan, que ha vendido un total de 100.000 modelos EV en todo el mundo, 71.000 solo de su afamado Leaf.  Mientras que le siguen de cerca las versiones plug-in de Honda Accord, que salió al mercado en junio, el Prius PHV, en la calle desde enero de 2012, o el i-MiEV de Mitsubishi.

El objetivo facilitar a los consumidores el uso de los eléctricos se ha convertido en un asunto prioritario en la estrategia de mercado de los cuatro gigantes del motor en Japón, después de que en 2012 vendieran un total de 130.000 unidades eléctricas, aún muy por debajo de los 1,6 millones de vehículos híbridos que colocaron el año pasado.

En este mercado, Nissan es probablemente el que está más decidido a apostar por la movilidad eléctrica, tras anunciar que ampliará su gama de vehículos EV con tres nuevos modelos para 2016, un año en el que espera que sus ventas de eléctricos se disparen hasta las 1,5 millones unidades.

En la batalla de suprimir la contaminación de las calles, en 2010 se puso en marcha en Tokio el proyecto Betterlife, cuyo objetivo ha sido el de renovar la flota de taxis en la ciudad con vehículos eléctricos, de cara a eliminar cerca del 20 % del total de las emisiones de CO2 de la capital nipona.

(Sin votaciones)
Cargando…