Inicio / Entrada de Blog / La agricultura del futuro

La agricultura del futuro

La agricultura del futuro
El envejecimiento progresivo en el sector agrícola, el continuado éxodo hacia las ciudades, la llegada de mano de obra inexperta o el cambio climático dejarán pronto de ser un problema para  los agricultores.  Robótica, sistemas GPS automatizados, sensores inteligentes y paneles táctiles servirán para abrir camino a la agricultura del futuro.

En Japón cerca del 83 por ciento de los agricultores son mayores de 60 años (según datos de la OCDE), una cifra que se espera se expanda de manera peligrosa durante los próximos decenios, en los que el archipiélago llegará a contar con cerca del 40 por ciento de su población por encima de los 65 años.

Ante la necesidad de reducir costes a través de la automatización del sector, las empresas japonesas se han puesto manos a la obra para dar respuestas a estos problemas y optimizar la calidad y cantidad de los cultivos.

Así, el fabricante de equipos topográficos Topcon Corporation sacará al mercado en primavera un sistema para conseguir incrementar de manera automática la calidad del principal producto del país, el arroz.

La empresa ha diseñado un sensor dotado de un láser que actúa sobre las plantas de arroz y permite medir su contenido de azúcar y proteínas, controlar su crecimiento, determinar la cantidad de fertilizante que necesita o el momento idóneo de su recogida.

agricultura del futuro

Esos datos se transmiten por GPS a un sistema que se encarga de activar la maquinaria para aplicar el abono de manera automatizada. También pondrá a la venta en marzo un sistema idéntico para los cultivos de trigo, que tendrá un coste aproximado de 3 millones de yenes (unos 23.000 euros).

Aupado por el éxito de sus sistemas de precisión agrícolas con tecnología GPS y láser, Topcon ha apostado con fuerza por un mercado que, según el diario económico nipón Nikkei, se estima crezca hasta los 10.000 millones de yenes (76,5 millones de euros) en los próximos años.

En esta misma línea,  el gigante nipón IHI Corporation se ha volcado también con los sistemas de fertilizantes GPS automatizados, capaces de distribuir el abono dependiendo de las necesidades y el estado del cultivo, lo que evitará que trabajadores sin experiencia puedan malograr el producto.

La agricultura del futuro mejorará la producción


Sabedores de que la clave de la revolución agrícola automatizada es también ajustar su precio, en un sector ya de por sí ahogado por la alta competitividad de las economías emergentes, IHI comenzará a vender estos modelos a un precio entre 210.000 y 350.000 yenes (1.600 y 2.700 euros).

Otra de las premisas de la agricultura del futuro es la mejora de la producción. En eso trabaja Zukosha, una empresa que ha sido capaz de desarrollar un software que, tras realizar un mapa de la superficie cultivable, traslada los datos recogidos a valores numéricos que miden la calidad de cada 100 metros cuadrados de tierra, a la que asigna un color, dependiendo de su productividad (ver foto).

agricultura del futuroPara ello, se vale de un sensor instalado en un pequeño helicóptero no tripulado que sobrevuela a unos 150 metros del suelo y los cultivos recogiendo datos y tomando fotografías del terreno.

Según la empresa, el sensor analiza, entre otras variables, la cantidad de nitrógeno en la tierra lo que le sirve para calibrar su fertilidad en datos que traslada a un sistema instalado en el tractor que, de forma automatizada, aplica la cantidad justa de fertilizantes que requiere el cultivo en cada una de sus parcelas. Mientras, el agricultor por lo único por lo que se tiene que preocupar es de conducir y seguir las indicaciones.

El uso de la denominada “agricultura de precisión”, aplicado en una de las granjas que la firma Techno Farm tiene en la localidad de Obihiro, situada en la isla septentrional nipona de Hokkaido, ha servido para mejorar el cultivo de sus patatas y remolachas y reducir el uso de abonos hasta en un 60 por ciento.

La llegada de esta poderosa industria especializada en robótica y maquinaria industrial a la agricultura del futuro podría servir para revitalizar un sector que, a pesar de parecer abocado a la desaparición en los países industrializados, podría vivir una segunda juventud de la mano de la tecnología, en su afán de lograr un producto exclusivo y de calidad.
(Sin votaciones)
Cargando…