Inicio / Entrada de Blog / Las nuevas gafas conectadas se desarrollan también para personas con discapacidad

Las nuevas gafas conectadas se desarrollan también para personas con discapacidad

 

 

Cuando el mundo entero habla de las Google Glass y nos preguntamos si seremos capaces de adaptarnos a su uso cotidiano, ya hay diez empresas en Estados Unidos que están desarrollando gafas conectadas, de realidad aumentada, para personas con discapacidades visuales o auditivas.

Más allá de los smartphones o las tabletas con aplicaciones para personas con discapacidad, el futuro de la sociedad parece pasar por las gafas de realidad aumentada con servicios específicos para la integración.

Buen ejemplo de los entornos en los que se está trabajando son las gafas de realidad aumentada, las cuales permiten acercar los contenidos culturales a todos los públicos, incluidas las personas con algún tipo de discapacidad, ya que con estos modernísimos anteojos conectados en cualquier conferencia, presentación, teatro, etc., los subtítulos se pueden ver simultáneamente al espectáculo sin interferir en la atención del resto de los espectadores

Si hablamos de cine, hay que destacar que en el Instituto de Desarrollo Tecnológico y Promoción de la Innovación de la Universidad Carlos III de Madrid se ha desarrollado la aplicación ‘Whatscine’; un sistema de accesibilidad de bajo coste para cine digital que muestra audiodescripciones, subtitulado y traducción al lenguaje de signos. Gracias a este programa  “cualquier cine podría ser accesible puesto que no es necesario realizar una gran inversión – indica Ángel García, director del Instituto-; de hecho, estamos trabajando para que los cines tengan un número fijo de gafas de realidad aumentada”, concluye.

Facilitar el uso del transporte público, procurar la integración laboral, la localización en interiores, la guía en exteriores, etc. son otras posibilidades que los nuevos terminales, tan ligeros como punibles, podrán aportar a personas con necesidades especiales.

A este respecto hay que observar que hace unos años, con la aparición de las pantallas táctiles, los portavoces de la ONCE manifestaban continuamente su preocupación porque el desarrollo de la tecnología móvil los dejara sin una herramienta tan poderosa para los invidentes como el teléfono, el cual utilizan ‘al tacto’ con facilidad. Hoy, apenas cinco años después, las TIC aportan a este y otros colectivos una solución de mayor alcance que no tardará en estar en el mercado y que les ofrecerá, información in situ, guiado, consulta por voz, navegación web, reconocimiento de objetos, etc.
(Sin votaciones)
Cargando…