Inicio / Entrada de Blog / Los cocodrilos, cazadores más astutos de lo que se pensaba

Los cocodrilos, cazadores más astutos de lo que se pensaba

Los cocodrilos, cazadores más astutos de lo que se pensaba
 

Un cocodrilo hindú lleva ramas en su hocico como señuelo, en Chennai. (C) Vladimir Dinets


Una investigación de la Universidad de Tennessee (Estados Unidos) concluye que algunos cocodrilos usan señuelos para poder cazar a sus presas. El profesor Vladimir Dinets ha observado que ciertas especies de cocodrilos y caimanes utilizan ramas y palos para intentan atraer las aves, sobre todo en la época de construcción del nido.

El estudio, publicado en Ethology, Ecology and Evolution, es el primer informe que documenta el uso de herramientas por un reptil. Se trata además del primer caso conocido de depredador que usa un señuelo vinculado al comportamiento estacional de la fabricación de un nido.

Dinets contempló este comportamiento por vez primera en 2007, en la India: algunos cocodrilos se encontraban en aguas poco profundas con pequeñas ramas colocadas en sus hocicos. Cerca había aves levantando sus nidos. Los reptiles se mantuvieron inmóviles hasta que se acercaron sus víctimas.

Exhibir un palo demuestra una forma de depredación inteligente. El equipo dirigido por Dinets realizó observaciones sistemáticas de caimanes durante un año en cuatro lugares de Louisiana, dos de ellos cerca de colonias de grajos. Los investigadores comprobaron un aumento significativo del uso del señuelo con palos en los hocicos entre marzo y mayo, la época de construcción de los nidos.

“Este estudio modifica la manera en que los cocodrilos han sido considerados históricamente: aletargados, estúpidos y aburridos. Ahora se conoce que coordinan tácticamente la estrategia de caza en grupo”, explica Dinets. Las observaciones podrían significar que el comportamiento es más extendido dentro de los reptiles y también podrían arrojar luz sobre los cocodrilos que se extinguieron.

“Nuestra investigación ofrece una sorprendente visión de la complejidad previamente no reconocida de la conducta del reptil. Estos descubrimientos son interesantes no sólo porque muestran lo fácil que es subestimar la inteligencia de los animales, también porque los cocodrilos están emparentados con dinosaurios y reptiles voladores”, dice Dinets.
(Sin votaciones)
Cargando…