Inicio / Entrada de Blog / Los egipcios utilizaban el hierro de los meteoritos para hacer accesorios “mágicos”

Los egipcios utilizaban el hierro de los meteoritos para hacer accesorios “mágicos”

Los egipcios utilizaban el hierro de los meteoritos para hacer accesorios “mágicos”
Un estudio de la Open University y la Universidad de Manchester muestra los intentos más tempranos de fundición y metalurgia.

Investigadores de la Open University y la Universidad de Manchester han encontrado pruebas concluyentes de que los antiguos egipcios empleaban el material de los meteoritos para hacer accesorios simbólicos. La evidencia se ha obtenido de las cadenas de abalorios desenterrados en 1911 en el cementerio de Gerzeh, un emplazamiento para los enterramientos situado unos 70 kilómetros al sur de El Cairo. El trabajo en el aparecen estas conclusiones, “Análisis de un prehistórico abalorio de hierro egipcio con implicaciones del uso y percepción del hierro procedente de los meteoritos en el Antiguo Egipto”, ha sido publicado en el Meteoritics and Planetary Science Journal.

Datados entre el 3350 y el 3600 antes de Cristo, miles de años antes de la Edad de Hierro Egipcia, el abalorio analizado había sido catalogado previamente como un fragmento de meteorito debido a su composición de hierro enriquecido con níquel. Pero esta hipótesis cambió en los 80, cuando los académicos sugirieron que muchos de los ejemplos de usos más antiguos del hierro, que originalmente habían sido tomados como originarios de un meteorito, eran en realidad intentos tempranos de fundición.

Como consecuencia de ello, el abalorio o cuenta de Gerzeh, todavía hoy el más temprano uso del hierro por parte de los egipcios descubierto, fue prestado por el Museo de Manchester a la Open University (OU) de la Manchester’s School of Materials para que le hiciera un test más profundo. Los investigadores han empleado una combinación del microscopio de electrones de la OU y del escáner de tomografía computerizada por Rayos X de la Manchester School para demostrar que la composición química del níquel enriquecido del abalorio confirma su procedencia de un meteorito.

Diane Johnson, líder del estudio y Project Officer de la OU, asegura que esta investigación “destaca el acierto de la utilización de tecnologías modernas sobre materiales antiguos no sólo para comprender mejor los meteoritos, sino también para ayudarnos a entender qué consideración le daban las culturas antiguas a esos materiales y la importancia que depositaban en su utilización”.

El hierro procedente de los meteoritos tenía profundas implicaciones para los antiguos egipcios, tanto en su percepción del hierro en el contexto de su origen celestial, como en los intentos más tempranos de la metalurgia. El coautor del estudio y Senior Lecturer de la Universidad de Manchester Joyce Tyldesley afirma: “Hoy en día vemos el hierro en primer lugar, y de forma más importante, como un material muy práctico y bastante ligero. Sin embargo, para los antiguos egipcios era un extraño y hermoso material que, puesto que llegaba desde el cielo, seguramente tenía algún tipo de propiedades mágicas o religiosas. Por tanto, utilizaban este magnífico metal para crear pequeños objetos de belleza y significación religiosa tan importantes para ellos que, incluso, eran seleccionados para formar parte del ajuar que les acompañaba a la tumba”.

Philip Withers, profesor de Ciencias de los Materiales en la Universidad de Manchester, añade que los meteoritos “tienen un huella microestructural y química única porque se enfrían a una velocidad increíblemente lenta durante su viaje por el espacio. Ha sido realmente interesante encontrar la presencia de esa huella en los enseres egipcios”.

Crédito fotográfico: El abalorio de Gerzeh es el descubrimiento más temprano del uso del hierro por parte de los antiguos egipcios. Imagen cortesía del Museo de Manchester
(Sin votaciones)
Cargando…