Inicio / Entrada de Blog / Luna lunera, diosa amada de poetas, músicos y fotógrafos

Luna lunera, diosa amada de poetas, músicos y fotógrafos


Txema Ruiz, (@txemaruiz) periodista de EFEfuturo/EFEverde, experto en fotografía y economía
Txema Ruiz, periodista de EFEfuturo/EFEverde, experto en fotografía y economía

Por @txemaruiz.-  La Luna siempre ha animado a los artistas; poetas como el ítalo Giacomo Leopardi (1798-1837) o músicos, como Ludwig van Beethoven, se han inspirado en la diosa Selene (para los griegos) para realizar algunas de sus mejores composiciones.


Los aficionados a la fotografía, humanos al fin, también han sido cautivados por ella y para evitar el deslumbramiento que le produce la luz que le presta Helios deben adaptarse a su condición de simple mortales para atrapar su imagen.

Surge entonces la pregunta de si fotografiar a esa mujer de rostro pálido, hija de Hiperión y Tía es complicado, dada la situación en la que hay que trabajar, oscuridad absoluta y con un objeto muy luminoso o, por contra, cualquier humano puede atreverse a sacar alguna foto de ella.

Pese a lo que pueda parecer no es tan difícil si se tienen en cuanta algunas consideraciones previas. En primer lugar está la propia luminosidad de la Luna que refleja la luz del sol y, por tanto, habrá que usar una sensibilidad baja, ya sea con sensor o película, aproximadamente 100 ISO.

El segundo problema que se plantea es el de la medición de la luz. Al tratarse de un objeto muy luminoso sobre un fondo totalmente oscuro el medidor de luz, si se usa el sistema de promedio o matricial, se obtendrán datos equivocados por lo que se debe optar, si la cámara tiene esa posibilidad, por la medición puntual de la luz.

Si no se dispone de esa opción, la solución es hacer fotos de prueba hasta que se encuentre la solución y, en caso de película la cuestión es bastante más complicada, porque no hay referencia posible, salvo que se use una cámara digital como auxiliar o se hagan varias fotos.

Evidentemente hay que usar un objetivo que tenga una distancia focal como un mínimo de 300 mm y, si es más, mejor. La luna se ve muy pequeña desde la tierra y con un objetivo normal prácticamente se vería solo un punto blanco.

Al usar una focal de tan larga distancia es necesario usar una velocidad de obturación rápida. En general su puede optar entre 60 y 125, pero si alargamos más la distancia focal habrá que aumentar esa velocidad.
En enfoque debe hacerse siempre en manual, al infinito y con una apertura de diafragma f8.

Aunque no es estrictamente necesario, por usar una velocidad de obturación alta, si es aconsejable usar un trípode para evitar que la trepidación pueda estropear la foto.

Tal vez, los fotógrafos hayan encontrado la respuesta a la pregunta que Leopardi se hacía en su “Canto nocturno de una pastor errante a la luna”: ¿Qué haces, luna, en el cielo? Dime, luna silenciosa ¿Qué haces?” Posiblemente esperar que la pasión de algún fotógrafo la inmortalice. EFE

txr
(Sin votaciones)
Cargando…