Inicio / Entrada de Blog / Marie Curie

Marie Curie

<p>Francia, 1923. Marie Curie procede a realizar un experimento en su laboratorio. SIPA.</p>

Por Belén Yuste y Sonnia L. Rivas- Caballero (Coordinadoras del homenaje español y comisarias de la exposición)


Maria Sklodowska-Curie (Varsovia, 1867- Sancellemonz, 1934) es, sin duda, una de las mujeres más relevantes de la Historia y más conocidas internacionalmente. Fue la primera mujer en alcanzar muchas metas: licenciarse en Ciencias Físicas en la Sorbona, recibir el Premio Nobel y recibirlo en dos ocasiones, impartir clases en una Universidad, pertenecer a una Academia, ser Doctor Honoris Causa por un sin fin de universidades… Un largo etcétera de primeras veces que culminaron en abril de 1995, cuando sus restos mortales fueron solemnemente inhumados en el Panteón de Hombres Ilustres de Francia, convirtiéndose en la primera mujer y la primera persona extranjera que alcanzó tal honor.




Marie Curie siempre estuvo muy unida a su país natal, Polonia, al que dedicó su primer descubrimiento, un nuevo elemento de la tabla periódica al que denominó polonio.



Abandonó su patria para estudiar en París, en la prestigiosa universidad de la Sorbona, donde se licenció en Ciencias Físicas en 1893 con el número uno y, un año después, en Ciencias Matemáticas con el número dos. Su intención de regresar a Polonia se truncó al conocer al hombre que cambió su apellido y el rumbo de su vida: el científico francés Pierre Curie, con quien contrajo matrimonio en 1895. Tuvieron dos hijas, Irène y Ève.


En 1903 recibió junto a su marido el Premio Nobel de Física y, en 1911, ya viuda, recibió el Premio Nobel de Química. Su descubrimiento del radio y de la radioactividad ha tenido una gran trascendencia para el devenir de la Humanidad, especialmente por el desarrollo de la radioterapia. Durante la I Guerra Mundial desarrolló una destacada labor humanitaria, creando los llamados Coches Curie, que estaban dotados de equipos de Rayos X; con ellos recorrió el frente, ayudando a los cirujanos a extraer los proyectiles en los heridos y salvando numerosas vidas, por lo que su aportación al desarrollo de la radiología fue también muy notable.


Desde 1922 y hasta su muerte presidió el Comité de Cooperación Intelectual de la Sociedad de Naciones, donde desarrolló una importante labor instituyendo becas de ayuda para estudiantes sin recursos económicos y unificando la simbología en publicaciones científicas.




Viajó en tres ocasiones a Madrid: 1919, 1931 y 1934. Visitó también El Escorial, Toledo, Granada, Málaga, Almería, Barcelona…



Murió de una anemia perniciosa causada por la excesiva exposición a material radioactivo el l 4 de julio de 1934. En 1935 su hija Irène y su esposo, Frédéric Joliot, fueron galardonados con el Premio Nobel de Química por el descubrimiento de la radioactividad artificial. Sus nietos Hélène Langevin-Joliot y Pierre Joliot-Curie siguen la saga familiar y son eminentes científicos.


No podemos construir un mundo mejor sin mejorar los individuos. Con ese propósito, cada uno de nosotros debe trabajar su propio perfeccionamiento, aceptando, en la vida general de la Humanidad, su parte de responsabilidad, ya que nuestro deber particular es el de ayudar a aquellos a quienes podemos ser útiles.  Marie Sklodowska-Curie.

(Sin votaciones)
Cargando…