Inicio / Entrada de Blog / Nuevos microbios colonizan las islas flotantes de plástico en los océanos

Nuevos microbios colonizan las islas flotantes de plástico en los océanos

 

 

Un grupo de científicos ha descubierto que los microbios colonizan las islas de plásticos que flotan sobre los océanos, un hábitat que los expertos han bautilizado como “plastisfera”. El estudio, publicado en “Environmental Science & Technology, plantea algunos interrogantes: ¿Cómo han cambiado las condiciones ambientales para que se favorezca la supervivencia de estos microorganismos? o ¿cómo afectará este cambio al ecosistema?

El equipo, compuesto por miembros de la Asociación de Educación del Mar (SEA), la Woods Hole Oceanographic Institution (WHOI) y el Laboratorio de Biología Marina (MBL), organismos todos radicados en Woods Hole, localidad de Massachusetts (Estados Unidos), analizó desechos plásticos marinos recuperados en el Océano Atlántico. La mayoría eran fragmentos de un tamaño milimétrico.

“No sólo estamos interesados en lo que está ahí. Queremos saber su función, como están alterando el ecosistema y cuál es destino final de estas partículas en el océano”, explica Linda Amaral-Zettler, una de los autores del estudio.

Gracias al sistema de microscopía electrónica de barrido y las técnicas de secuenciación génica, los investigadores han hallado un millar de tipos diferentes de células bacterianas en las muestras de plástico. Entre ellas se incluyen algunas especies todavía no identificadas. Los “residentes” son variados: plantas, algas y bacterias que fabrican sus propios alimentos (autótrofos), animales y bacterias que se alimentan de ellos (heterótrofos), depredadores que se alimentan de estos y otros organismos que establecen relaciones de simbiosis. Estas comunidades no necesitan una gran superficie. Son capaces de sobrevivir en trozos de plástico tan minúsculos como la cabeza de un alfiler.

El florecimiento de estas islas de plástico en los océanos tiene una historia corta, pues ha surgido en los últimos sesenta años. “Los organismos que habitan estos mares de plástico son distintos de los que se dan en aguas circundantes. Esto indica que los desechos ejercen como arrecifes microbianos artificiales”, explica Tracy Mincer. Los plásticos “ayudan” a los microbios a establecerse y tener éxito y forman comunidades diferentes a otras de material flotante como plumas, madera y microalgas.

Para los que creen que siempre hay un lado bueno de las cosas, los investigadores han descubierto que estos microorganismos pueden estar colaborando en la degradación de los plásticos. El estudio reveló la existencia de grietas microscópicas y agujeros en las superficies de plástico que se sospecha fueron realizadas por los microbios incrustados. Las próximas muestras que se recojan irán encaminadas a realizar experimentos sobre esta cuestión.

Otro factor peligroso es que estas islas flotantes de plástico suponen un nuevo medio de “locomoción” para patógenos que provocan enfermedades y especies de algas nocivas. Una de las muestras analizadas estaba “dominada” por miembros del género Vibrio, que incluye bacterias que causan el cólera y dolencias gastrointestinales.
(Sin votaciones)
Cargando…