Inicio / Entrada de Blog / Objeto Volador Identificado como… Medusa

Objeto Volador Identificado como… Medusa


Una máquina de vuelo similar a las medusas se mantiene en el aire agitando sus cuatro alas 20 veces por segundo. Imagen: NYU/L.Ristroph

 

El ingenio acaba de ser presentado en la reunión de la American Physical Society sobre Dinámica de Fluidos celebrada en Pittsburg. Se trata de un pequeño vehículo cuyo vuelo recuerda a los movimientos de las medusas, las gelatinosas criaturas marinas sin esqueleto. El trabajo muestra un nuevo método de vuelo que podría servir en el futuro para transportar robots miniaturizados de vigilancia, búsqueda y rescate, o para hacer seguimientos sobre la atmósfera o el tráfico.

Muchos de los enfoques actuales sobre la construcción de pequeños robots aéreos tratan de imitar el vuelo de insectos tales como la mosca de la fruta. “El desafío en esos enfoques -comenta Leif Ristroph, de la Universidad de Nueva York- es que el aleteo de una mosca es inherentemente inestable. Para mantenerse en vuelo y maniobrar, una mosca debe monitorizar constantemente su entorno para detectar cada ráfaga de viento o un depredador que se acerca, y debe ajustar su movimiento de vuelo en fracciones de segundo para responder a cada circunstancia. Recrear ese tipo de control complejo en un dispositivo mecánico, y meterlo en el espacio diminuto de un pequeño robot, es extremadamente difícil”.

Después de algunos retoques, Ristroph ideó un nuevo sistema de vuelo, basado en el aleteo, que no necesita ningún tipo de control o feedback para ser estable, y es similar a los movimientos natatorios de las medusas. El prototipo del dispositivo, que pesa apenas dos gramos y mide ocho centímetros de envergadura, vuela batiendo cuatro alas que se disponen como los pétalos de una flor. Mientras que cuando se mueve hacia arriba y hacia abajo el movimiento de las alas del dispositivo se asemeja al de una medusa, en los otros movimientos podría ser más similar al de una polilla. El vehículo puede flotar en el aire, subir y bajar, y volar en una dirección particular.

Además de demostrar que el dispositivo de vuelo es de hecho estable, Ristroph y Stephen Childress, también de la NYU, vieron que el tamaño de la máquina dependerá principalmente del peso y de la potencia del motor que se le quiera instalar. El prototipo actual es limitado, ya que está conectado a una fuente de alimentación externa y no se puede dirigir, ya sea de forma autónoma o por control remoto. “Aunque todavía estamos muy lejos de la construcción de un robot práctico, estos nuevos resultados nos muestran un principio, y servirán para la formación de un modelo para el diseño de vehículos más sofisticados y complejos”, comenta Ristroph, y añade “la simplicidad del diseño es un buen augurio para la miniaturización de los vehículos”. El objetivo a largo plazo para los investigadores es reducir los robots voladores hasta que tengan el tamaño de un centímetro, lo que les permitirá meterse en espacios pequeños y volar por ellos sin ser detectados. “El más simple es el mejor”, declara Ristroph, “ y el nuestro es uno de los más sencillos, ya que sólo utiliza el aleteo de alas”.
(Sin votaciones)
Cargando…