Inicio / Entrada de Blog / Pentax K-5 II: Impresiones confirmadas

Pentax K-5 II: Impresiones confirmadas

Pentax K-5 II: Impresiones confirmadas
pentax k-5
Txema Ruiz, periodista de EFEfuturo/EFEverde, experto en fotografía y economía

Por Txema Ruiz.- En el caso de las Pentax K-5 II se cumple ese dicho sobre las primeras impresiones y su validez porque, en efecto, una vez que se va usando la cámara de la firma del grupo nipón Ricoh, se confirman las primeras buenas impresiones: estamos ante una buena cámara.

El nuevo modelo equipa un sensor CMOS APS-C (23,7 x 15,7mm) con estabilizador de imagen integrado. La sensibilidad ISO está entre  80 – 12800, aunque se puede llegar a  52100 (boost) con un avanzado sistema de reducción de ruido,  al que me refiero más adelante. La velocidad de disparo llega hasta 1/8000.

Este modelo es el sucesor natural de la Pentax K-5 y mantiene algunos de los parámetros del modelo anterior, como es el caso de los 16 megapíxeles y la pantalla de tres pulgadas que no se puede mover.

La primera impresión al tener en las manos este dispositivo es su solidez; se nota que es una cámara robusta, buen acabada, algo que se confirma una vez que se conocen  algunos datos relevantes sobre su terminado.

Ciertamente este factor tiene una influencia directa sobre el peso que supera los 600 gramos, aunque el fabricante asegura que es inferior al de sus directas competidoras.

En segundo lugar está la ergonomía, pese a lo apuntado sobre el peso, se sujeta con facilidad y da la sensación de solidez también al tacto. Además dispone de un visor con ángulo de cien grados que facilita mucho el trabajo, lo mismo que la pequeña pantalla situada en la parte superior del cuerpo.

Los mandos están dispuestos de forma sencilla en la parte posterior del cuerpo desde donde su puede elegir todas las funciones a través del botón de menú y más específicamente el temporizador, el balance de blancos, el flash y el paso de visión desde la pantalla al visor, ya que son botones específicos.
La selección de velocidad de obturación y abertura del diafragma en el modo manual se hace mediante una ruedita situada por encima de los mandos y es una operación muy sencilla que se puede controlar tanto en la pantalla trasera, como en la situada en la parte superior como en el propio visor.

Siete fotogramas por segundo en la PENTAX K-5


El disparo de siete fotogramas por segundo es una de las ventajas que ofrece esta cámara que además cuenta con un nuevo motor de enfoque, con respecto al modelo precedente, y que se señala, por parte del fabricante, como más rápido y más apto para condiciones de luz escasas.
Sin embargo, este motor, mantiene los 11 puntos de enfoque de la versión anterior, algo que ha recibido críticas por parte de algunos comentaristas. Es posible que sea interesante para los usuarios muy avanzados pero no creo que sea determinante para los usuarios de tipo medio.

Un comentario aparte merece precisamente el trabajo con luz escasa. Se puede trabajar razonablemente con un ISO de hasta 3200 sin que la imagen nota demasiado el ruido. Es verdad que en las posibles ampliaciones quedará más patente pero, en un tamaño normal, el resultado es bastante bueno.

pentax k-5
Para las farolas: la Pentax K-5 ofrece un buen resultado en las fotografías nocturnas, en las que se puede usar un ISO de hasta 3200 sin que se genere un ruido excesivo.

Lo mismo se puede decir de la batería que, al menos inicialmente, ha dado un alto rendimiento.

En resumen esta cámara se adentra en terreno del segmento semiprofesional, con unas prestaciones altas que dejarán satisfechos a los aficionados que se inician y también a los más avanzados.

Su precio lamentablemente está cercano a los 800 euros, una cantidad que en estos tiempos hay que considerar elevada y puede ser un elemento disuasorio a la hora de optar por Pentax K-5 II.

Pese a esto, y como has comentado algún analista, PK-5 es una alternativa muy sería frente a los dos grandes fabricantes de cámaras.
(Sin votaciones)
Cargando…