Inicio / Entrada de Blog / Primeros pasos con Huawei Ascend Mate

Primeros pasos con Huawei Ascend Mate


 

Según los datos que arrojan las principales consultoras internacionales, los dispositivos conocidos como “phablets” (terminales de alta calidad y con gran pantalla táctil de entre 5 y 7 pulgadas, híbridos entre Smartphone y Tablet), ya están comenzando a despertar cierto interés por parte de un determinado segmento de usuarios. Concretamente, Asia será el continente donde más adeptos consigan en los próximos años, seguido de Norteamérica y Europa, y se espera que la demanda siga creciendo, al menos, hasta 2017.

Además de Sony o Samsung, que ya han lanzado terminales en este segmento, la apuesta de Huawei para el mercado de los “phablets” pasa por el modelo Ascend Mate, que repasamos a continuación.

A nivel general, se trata de un dispositivo equipado con una amplísima pantalla táctil –de tipo IPS– con 6,1 pulgadas (1.280 x 720 puntos, con una resolución de  241 puntos por pulgada), un buen nivel de brillo y más que aceptable ángulo de visión. Sin embargo, notamos que, en condiciones de alta luminosidad el reflejo en la pantalla es notable. En su conjunto el dispositivo pesa 198 gramos (lógicamente por encima de la media) aunque, para ser un equipo tan grande, esta cifra no resulta especialmente llamativa.

Tal y como ocurre con el resto de modelos similares, Huawei Ascend Mate no es precisamente un terminal cómodo en la palma de la mano, debido a sus grandes dimensiones (16,3 centímetros de alto, 8,5 centímetros de ancho y 1 centímetro de grosor) y es necesario un cambio de mentalidad por parte del usuario, sobre todo cuando lo usamos como teléfono.

Ciertamente, su diseño cóncavo en la parte posterior ayuda, pero sin duda resulta demasiado voluminoso para que el manejo cotidiano sea natural. Sin embargo, estas características se tornan en ventajas cuando no lo usamos como teléfono, ya que la navegación, el manejo de correos electrónicos y redes sociales resulta bastante más cómodo en una pantalla generosa, como es el caso.

En cuanto al software incluido, Huawei Ascend Mate está basado en Android 4.1.2, al que añade su tradicional interfaz Emotion UI, y que permite una gran personalización del sistema, además de ofrecer una mayor sencillez a la hora de cambiar funciones de Android, como los diferentes perfiles específicos (reunión, reposo, normal…), temas, estilos, colores, o la adaptación de widgets en cualquiera de las pantallas del sistema.



Junto a esto, la gran soltura con la que se mueve el terminal se la debe, principalmente, a su procesador de cuatro núcleos HiSilicon K3V2, a 1,5 GHz por núcleo, desarrollador por Huawei (basado en un ARM Cortex-A9) y a su unidad de procesamiento gráfico (GPU) Vivante GC4000, que aporta hasta 16 núcleos de ejecución (que a la postre no resultó tan potente como parecía sobre el papel).

Si a esto le sumamos 2 GB de memoria RAM obtenemos, de media, un sistema de altas prestaciones situado tan solo un peldaño por debajo de los más potentes del mercado. Como anécdota, durante nuestras pruebas notamos que, cuando sometemos el procesador a numerosas pruebas de rendimiento, en la parte trasera central (la zona donde se encuentra el sensor de la cámara) suele apreciarse un ligero aumento de temperatura, aunque nada alarmante ni molesto para el uso normal del dispositivo.

En cuanto al resto de características, Huawei Ascend Mate dispone, a nivel de almacenamiento, de 8 GB de memoria interna junto con un slot para tarjetas microSD. Por su parte, la conectividad queda en manos de un chip HSPA+ (para acceder a redes 3G, ya que no está equipado para los nuevos entornos 4G), Bluetooth 4.0 y redes Wifi basadas en los estándares 802.11 a/b/g/n.

También incluye una cámara frontal (de 1 megapíxel) y, sobre todo, una trasera de 8 Megapíxeles que desarrolla unos resultados francamente buenos, al igual que ocurre con el altavoz (únicamente dispone de uno en la parte trasera), que desarrolla un alto nivel sonoro y de buena calidad en los graves, a lo que contribuye, sin duda, su compatibilidad con Dolby Digital Plus, y que, junto a la gran pantalla, le convierten en un terminal muy recomendable a nivel de reproducción multimedia.

Sin duda, el aspecto que más nos llamó la atención durante las pruebas realizadas es la autonomía, ya que, si bien esperábamos buenas cifras (debido a su batería de iones de litio con hasta 4.050 miliAmperios/hora de capacidad), lo cierto es que su comportamiento excedió nuestras expectativas, pudiendo alcanzar hasta tres días de uso medio (cifra que bajaría a los dos días en uso constante).

Por último, si tenemos en cuenta que el precio de Huawei Ascend Mate en el mercado libre ronda los 400 euros (en las principales tiendas especializadas), lo cierto es que se trata de un terminal con una relación calidad / precio muy atractiva, lo que le permite competir con modelos algo superiores en prestaciones pero cuyos precios se elevan muy por encima de esta cifra.

 
(Sin votaciones)
Cargando…