Inicio / Entrada de Blog / Reescribiendo la historia del Océano Ártico

Reescribiendo la historia del Océano Ártico

Los investigadores del AWI realizaron sus primeras exploraciones sobre la formación de hielo en el Ártico en 2008, usando el búque de investigación oceanográfica Polarstern


Hasta hoy se había creído que las grandes capas de hielo que desde el Pleistoceno pueblan el Océano Ártico se habían formado inicialmente en el continente. Ahora se ha descubierto que muchas de estas capas de hielo de más de un kilómetro de espesor se formaron directamente en el mar. Por tanto, es necesario reescribir la historia del Ártico, y el primer capítulo del nuevo libro lo acaba de publicar un grupo de geólogos y geofísicos del Instituto Alfred Wegener en el último número de la revista Nature Geoscience.

Los científicos del Instituto Alfred Wegener, del Centro Helmholtz para la Investigación Polar y Marina (AWI), descubrieron rastros de grandes capas de hielo del Pleistoceno en una montaña submarina de la costa nororiental de Rusia. Estas marcas confirmaban por primera vez que en los últimos 800.000 años, durante la Edad de Hielo, las capas de hielo de más de un kilómetro de espesor también se formaron primigeniamente en el Océano Ártico. La historia del clima en esta parte del Ártico ahora necesita ser reescrita tras estos hallazgos de los científicos AWI que, junto con sus colegas de Corea del Sur, acaban de hacer públicos sus descubrimientos.

El geólogo Frank Niessen y sus colegas del AWI ya habían descubierto los primeros signos visibles de marcas de erosión y depósitos de sedimentos en el fondo del mar al norte de la isla Wrangle (Rusia) en la expedición Polarstern en 2008. Sin embargo, no habían sido capaces de reunir amplias pruebas documentales hasta el año pasado, durante una expedición al Ártico en el buque de investigación de Corea del Sur Araon. “Tras haber analizado los datos batimétricos y sísmicos de nuestro primer viaje, ya sabíamos exactamente lo que necesitábamos  buscar y estudiar en el fondo del océano con el sonar de barrido del Araon en esta segunda expedición, ” comenta Frank Niessen.

El resultado de esta investigación es un mapa topográfico de la Arlis Plateau, una montaña submarina que está a gran profundidad y en la que se pueden discernir surcos paralelos que están presentes, tanto en la meseta superior como en los lados, sobre un área de 2500 kilómetros cuadrados y a una profundidad de 1200 metros.”Sabíamos de este tipo de marcas de erosión en lugares como la Antártida y Groenlandia. Surgen cuando las grandes capas de hielo flotan un poco entre dos aguas y se mueven en el fondo del océano, raspando el suelo, como lo haría un avión con decenas de palas, a medida que fluye. La característica notable de nuestro nuevo mapa es que indica con mucha precisión que claramente había cuatro o más generaciones de masas de hielo, que en los últimos 800.000 años se trasladaron desde el Mar de Siberia Oriental en dirección nordeste hacia las profundidades del Océano Ártico”, explica Frank Niessen .

 


La mayor parte de las profundidades del Océano Ártico continúan inexploradas.


Estos nuevos hallazgos suponen un vuelco para la opinión tradicional de los libros de texto sobre la historia de las glaciaciones árticas. “Antes, muchos científicos estaban convencidos de que las mega- glaciaciones siempre tuvieron lugar en el continente, hecho que también se ha demostrado para Groenlandia, América del Norte y Escandinavia. Sin embargo, se suponía que la región de la plataforma continental del norte de Siberia, que también sufrió las consecuencias de estas edades de hielo, se convirtió en un vasto desierto polar en el que no había nieve suficiente para permitir que se formara una capa de hielo gruesa con el paso de los años. Nuestro trabajo demuestra ahora que lo contrario era cierto. Con la excepción de la última edad de hielo, hace 21000 años, las capas de hielo se han ido formando en varias ocasiones en las zonas poco profundas del Océano Ártico. Estas láminas tenían al menos 1.200 metros de espesor y, presumiblemente, cubrieron un área tan grande como Escandinavia” comenta Frank Niessen.

Hace 2,7 millones de años, el clima mundial se enfrió considerablemente, fue el inicio de las edades de hielo. Desde entonces hemos tenido una capa de hielo permanente en Groenlandia. Luego vinieron unos 55 cambios entre glaciaciones y periodos cálidos hasta hoy. Hace unos 800.000 años la magnitud y la duración de las glaciaciones en el hemisferio norte aumentó considerablemente . Desde entonces, el clima mundial ha alternado regularmente entre los dos extremos: a cada ciclo de una edad de hielo le ha seguido de un período de calentamiento, que ahora dura 100.000 años. En los periodos fríos, vastas áreas de los continentes del norte fueron cubiertas por masas de hielo de kilómetros de espesor kilometros, desde Escandinavia hasta en el norte de Alemania . La última vez que esto sucedió fue hace 21.000 años.

Sin embargo, los científicos del AWI aún no pueden decir con certeza en qué condiciones climáticas se formaron estas capas de hielo y en qué momento dejaron sus marcas en el fondo del Océano Ártico. “Tenemos la teoría de que las capas de hielo de Siberia Oriental surgieron durante las diversas edades de hielo, cuando la temperatura global promedio fue de entre cinco y ocho grados centígrados más fría que lo que es hoy. Pero es evidente que esta diferencia de temperatura relativamente menor era a menudo suficiente para permitir que el hielo marino inicialmente delgado creciera hasta formar una inmensa capa de hielo. Un ejemplo que demuestra la manera tan sensible en la que el Ártico reacciona a los cambios en el sistema climático global”, dice el geólogo.

Frank Niessen y sus colegas creen que habrá un gran número de descubrimientos sorprendentes en el Océano Ártico en el futuro. “A medida que la cubierta de hielo marino del Océano Ártico continúa reduciéndose, la zona oceánica más antigua e inexplorada se hace accesible. Hoy, menos del diez por ciento del suelo del Océano Ártico se ha estudiado tan a fondo como la meseta Arlis”, explica el geólogo del AWI.

 

 

 

 

 

 
(Sin votaciones)
Cargando…