Inicio / Entrada de Blog / Robots exploradores investigarán los canales de lava de la Luna

Robots exploradores investigarán los canales de lava de la Luna


 

Una compañía que compite por el Google Lunar XPRIZE podría ser la primera que envíe robots exploradores para investigar los canales de lava de la Luna. Con sede en Pittsburg, Astrobotic opta a un premio que invierte 40 millones de dólares en crear un momento tipo ‘Apollo’ para las nuevas generaciones.

Desde que la nave espacial japonesa Kaguya tomara las primeras y seductoras vistas de un canal de lava lunar y de la luz de su cielo, los científicos han soñado con las formas de explorar qué hay dentro de estos tesoros geológicos. No sólo porque este hallazgo les aportaría información extraordinariamente valiosa sobre el movimiento de los antiguos flujos de lava lunar, sino porque también se trataría de magníficos lugares en los que próximas generaciones de exploradores humanos podrían instalar sus campamentos para mantenerse bien protegidos de las peligrosas radiaciones solares y cósmicas.

Pero antes de que el ojo humano pueda mirar de cerca dentro de la oscuridad de los canales de lava en la luna, los robots preparados para hacer grandes desplazamientos se moverán a lo largo de sus silenciosos suelos, especialmente si Astrobotic, uno de los competidores que pelean por obtener el premio de Google Lunar XPRIZE, puede dar a conocer algo determinante en los próximos años. El pasado mes, el CEO de Astrobotic e ingeniero Doctor Red Whittaker se dirigió a la NASA para saber por qué tienen la determinación de explorar los canales lunares, así como la historia y los progresos de los distintos proyectos que han puesto en marcha con este fin. Su objetivo es ayudar a la agencia aeroespacial estadounidense a cumplir con las metas de una misión que se ha resistido durante mucho años.

El premio internacional Google Lunar XPRIZE pretende crear un nuevo momento ‘Apollo’ para las nuevas generaciones, y para ello pretende enviar continuas misiones a la luna gastando 40 millones de dólares en premios de incentivación de proyectos. Para conseguir ganar, las compañías privadas deben conseguir que su nave aterrice a salvo en la superficie de la Luna, que se desplace 500 metros por debajo, por encima o sobre la superficie de la luna y que envíe de vuelta dos emisiones lunares antes del 31 de diciembre del año 2015.

 


Uno de los modelos de vehículos robotizados de Astrobotic explora una mina en la Tierra como parte de su entrenamiento para la llevada a cabo de misiones en los canales de lava de la Luna.


La aspirante Astrobotic Techonolgy Inc. es una compañía con sede en Pittsburg que crea tecnología robótica y misiones planetarias a un precio razonable. Surgida del Carnegie Mellon University’s Robotic Institute en el año 2008, esta empresa es pionera en la creación de accesos planetarios a un coste asumible, lo que promete con desencadenar una nueva era en la exploración, la ciencia, el turismo y la utilización de recursos y las explotaciones mineras fuera de nuestro planeta.

“Mi vida es crear robots –afirma Red Whittaker-, en particular relacionados con la exploración de lo relacionado con la Luna. Actualmente, estoy investigando la creación de robots para explorar las cuevas y canales lunares. Los agujeros por los que un robot podría entrar en esos canales son tan grandes como un edificio, y el objetivo es que una parte de los artefactos que lancemos hasta allí pueda entrar dentro, desplazarse por su interior durante bastantes metros y enviar su señal de forma exitosa al módulo que se quede sobre la superficie”.

“Estamos avanzando en la creación del software necesario para llevar a cabo este tipo de misiones, haciendo las pruebas necesarias en la Tierra para que luego puedan funcionar adecuadamente fuera de ella. Lo verdaderamente único de los túneles de lava lunar es que son un lugar que consigue aunar los objetivos de investigación de la ciencia, la exploración y la búsqueda de nuevos recursos. Estamos implicados en esta búsqueda de nuevas soluciones, por medio de un concurso y, aunque es imposible predecir qué nos encontraremos una vez allí, mi impresión es que los primeros hallazgos resultarán verdaderamente sorprendentes, puesto que supondrán un nuevo enfoque en nuestros puntos de vista”, concluye Whittaker.

 

 

 

 
(Sin votaciones)
Cargando…