Inicio / Entrada de Blog / ¡Sorpresa! Las estrellas de mar tienen ojos

¡Sorpresa! Las estrellas de mar tienen ojos

¡Sorpresa! Las estrellas de mar tienen ojos
Imagen de una estrella de mar en su hábitat, la barrera de coral de Akajima, en Japón. Imagen cortesía del Doctor Anders Garm, de la Universidad de Copenhague.

 

El hallazgo del equipo de investigadores de la Universidad de Copenhague podría suponer un estadio esencial en el proceso evolutivo del ojo

Después de varios siglos en los que no se había observado ningún comportamiento de este tipo, un estudio ahora hecho público muestra, por primera vez, que las estrellas de mar usan ojos primitivos situados en la punta de sus patas para navegar visualmente por su entorno. Un equipo de investigadores liderado por el doctor Anders Garm, de la Marine Biological Section de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), ha mostrado que los ojos de las estrellas de mar son capaces de formar imágenes y que podrían suponer una etapa esencial en el proceso de evolución del ojo.

Para alcanzar sus conclusiones, los investigadores sacaron a estrellas de mar con y sin ojos de su hábitat habitual, que conocen a la perfección y es rico en comida, la barrera de coral, y los emplazaron en el fondo arenoso un metro más lejos, donde debían pasar hambre puesto que no tenían alimento a su alrededor. Luego monitorizaron su comportamiento desde la superficie y encontraron que mientras que las estrellas de mar que tenían los ojos intactos se dirigían en dirección a la barrera, aquellas otras sin ojos se desplazaban aleatoriamente.

“Los resultados –explica el Dr. Garm- muestran que el sistema nervioso de las estrellas de mar debe de estar capacitado para procesar la información visual, lo que apunta a que claramente hemos estado infravalorando la capacidad encontrada en el circular y un poco disperso sistema nervioso de los equinodermos”.

Analizando la morfología de los fotorreceptores en los ojos de las estrellas de mar, los investigadores fueron más lejos y confirmaron que constituyen un estadio intermedio entre los dos grandes grupos conocidos de fotorreceptores rabdoméricos y ciliares, y que tiene tanto cilios microvilis como modificados.

“Desde un punto de vista evolutivo –continúa el Doctor Garm- nuestro descubrimiento es interesante porque la morfología de los ojos de las estrellas de mar en lo referente a su calidad óptica, o a la calidad de la imagen que procesa, está cercana a lo que teóricamente sería un ojo temprano en la evolución ocular, cuando apareció la primera formación de la imagen. En esta misma línea, el hallazgo podría ayudar a clarificar cuáles fueron las primeras tareas visuales que condujeron a este paso tan importante en la evolución del ojo, concretamente, la navegación hacia el hábitat de preferencia del individuo utilizando grandes objetos fijos, como sería la presencia de la barrera de coral en el caso estudiado”.

La mayoría de los tipos de estrellas de mar conocidos poseen un ojo compuesto al final de cada una de sus patas que, salvo en lo referente a la carencia efectiva de verdaderas ópticas, recuerda al ojo compuesto de los artrópodos. A pesar de que son conocidas desde hace varios siglos, nunca antes de ahora se había podido documentar un comportamiento guiado por impresiones visuales en las estrellas de mar, por lo que los resultados de este estudio son muy novedosos para la comunidad científica internacional.
(Sin votaciones)
Cargando…