Inicio / Entrada de Blog / Surface 2, primeros pasos

Surface 2, primeros pasos


 

Poco después de su lanzamiento en España ha pasado por nuestras manos una de las primeras unidades de Surface 2, tanto en su versión para entornos profesionales como para usuarios de consumo.

Si bien ya contamos recientemente, durante su lanzamiento (https://www.efefuturo.com/blog/microsoft-lanza-en-espana-sus-tablet-surface-2-y-surface-2-pro/) las características a nivel general, ahora nos vamos a centrar en el manejo y las posibilidades que ofrecen en cada una de sus vertientes. Antes de eso, y como características comunes cabe destacar que ambos dispositivos (Surface 2 y Surface Pro 2), cuentan con Windows 8.1 como sistema operativo de serie (versión RT y Pro, respectivamente), lo que añade mayores capacidades de personalización, un nuevo sistema de búsquedas más completo, la última versión del navegador de Microsoft (Internet Explorer 11) o la nueva Tienda de Windows, entre otros aspectos.

Además, en esta segunda versión siguen apostando por aspectos diferenciadores, como es el hecho de ofrecer un puerto USB 3.0, algo que les diferencia del resto de alternativas. También han añadido un ángulo de inclinación mayor mediante la peana incluida (ahora cuenta con dos posiciones).

Surface 2 Pro, puro rendimiento

Primeramente, la versión dirigida al entorno profesional cuenta con numerosas funcionalidades dirigidas a satisfacer a los usuarios más exigentes. Sin duda, entre ellas destaca claramente el incremento en potencia, gracias a la integración de procesadores Core i5 de Intel (basados en Haswell, la última generación) y a la posibilidad de incorporar 8 o 4 GB de memoria RAM para complementar el rendimiento. Esto aporta, por un lado mayor potencia de procesamiento, y de camino añade mayor autonomía (en nuestro caso se prolongó poco más de siete horas), medida que se nos antoja excelente, habida cuenta de las prestaciones que incluye a nivel general.

Otro de los aspectos importantes para el usuario profesional es la total compatibilidad con las aplicaciones que escritorio que cualquier empresa puede tener en su entorno corporativo. En este sentido, Surface Pro 2 es directamente compatible con más de 700.000 aplicaciones, entre las que se encuentran, por ejemplo, Microsoft Office (incluido por defecto en el sistema), o Adobe Photoshop, así como nuevos clientes VPN para acceder a los datos de la empresa de forma remota. Esta posibilidad también permite instalar cualquier tipo de dispositivo compatible con Windows 8 de forma directa (no tendremos problemas con utilidades o controladores incluidos).

 



Por último, la seguridad es otro de los aspectos claramente beneficiados en Surface Pro 2, ya que incluye sistemas de protección desde el mismo arranque del sistema, además de contar con la posibilidad de borrar los datos de forma remota en caso de pérdida o robo del equipo. Igualmente, el dispositivo cumple con cualquier política de seguridad desplegada a por el departamento de TI de nuestra empresa.

En capítulo de mejoras cabría destacar que su uso como Tablet no pasa por ser la mejor experiencia, ya que, si bien contamos un excelente rendimiento y soltura a la hora de movernos entre los menús y las aplicaciones, las medidas son algo escasas (sobre todo echamos de menos una pantalla algo más allá de las 10,6 pulgadas), y el peso se nos antoja todavía demasiado (casi 1 kilo).

Por último, aunque bien es cierto que la tecnología integrada es realmente interesante, el precio nos resulta prohibitivo, sobre todo en las versiones más ambiciosas (Surface Pro 2 arranca en los 800 euros, con 64 GB de almacenamiento y 4 GB de RAM, hasta llegar a los 1.780 euros, donde incluyen 512 GB de almacenamiento y 8 GB de memoria RAM).

Surface 2, máxima movilidad

Por su parte, Surface 2 es el heredero natural del anteriormente conocido como Surface RT, un equipo más ligero (670 gramos), con un público objetivo mayor, y con más autonomía (en uso normal sobrepasamos las 8 horas).

Aunque todo en Surface 2 está pensado para aligerar el dispositivo, lo cierto es que ha podido mantener unas especificaciones bastante altas, sobre todo a nivel de calidad y resolución de la pantalla (sigue siendo Full HD, como en el caso de Surface 2 Pro), el puerto USB 3.0 y una potencia (tanto a nivel de aplicaciones tradicionales como en el aspecto gráfico y multimedia) más que suficiente.

En cuanto a los aspectos que consideramos a mejorar destacaríamos la posibilidad de contar con un entorno puramente táctil (estilo Metro, más adaptado al tipo de usuario de este tipo de dispositivos) para facilitarnos la navegación, por ejemplo a la hora de movernos entre los ficheros y carpetas del sistema. Igual nos pasa con la navegación (en Internet Explorer) y aplicaciones como Office, que nos siguen arrastrando al lado del escritorio tradicional, en lugar de empujarnos a una gestión basada en Modern UI.

 



Siguiendo con las aplicaciones, aunque es cierto que poco a poco van incrementando la oferta disponible en el entorno Surface 2, actualmente es innegable que iOS y Android siguen ostentando la mayor atracción por parte de los desarrolladores. Actualmente hablan de más de 100.000 aplicaciones en el ecosistema Windows RT, y lo cierto es que las apps más esenciales ya están disponibles, pero es necesario seguir potenciando este aspecto para atraer mayor oferta a la tienda de aplicaciones Windows RT.

En este caso, el precio de Surface 2 resulta más “terrenal”, ya que comienza en 430 euros en su versión de 32 GB, y se eleva a los 530 euros en el caso de 64 GB.
(Sin votaciones)
Cargando…