Inicio / Entrada de Blog / Trenes de levitación magnética, el sueño de volar a 600 km/h

Trenes de levitación magnética, el sueño de volar a 600 km/h

Trenes de levitación magnética, el sueño de volar a 600 km/h

A partir de septiembre Japón iniciará las pruebas con su nueva serie de trenes “bala” de levitación magnética o “maglev”, que bajo el nombre en clave ‘L-0’  prometen avanzar en esta revolucionaria tecnología que permitirá alcanzar un máximo de 600 Km/h.


Con cerca de 140 millones de pasajeros de alta velocidad anuales, la operadora ferroviaria nipona Central Japan Railway, que cubre las ciudades más pobladas del país como Tokio, Kioto, Osaka o Yokohama, ha puesto su mira en la levitación magnética.

Con este objetivo, comenzará después del verano las pruebas con los “maglev” (“magnetic levitation”) ante el reto de abrir una línea comercial entre las ciudades de Tokio y Nagoya para 2027. El trayecto de 366 kilómetros se cubrirá en apenas 40 minutos, casi una hora menos que con los actuales “Shinkansen” o trenes bala nipones.

Estos trenes nipones funcionan a través de un sistema de levitación magnética que usa motores lineales instalados cerca de los raíles y hacen que el campo magnético eleve al tren hasta 10 centímetros por encima de los raíles y lo impulse, eliminando el contacto y haciendo que el único elemento de fricción sea el aire.

Además, según los expertos, pese a alcanzar velocidades de infarto, el descarrilamiento es casi imposible debido a la disposición de los electroimanes y los motores lineales, situados en el eje de las vías.

En este sistema electromagnético, la empresa japonesa utiliza imanes superconductores a una temperatura cercana al cero absoluto,  – 273 grados centígrados,  un estado en el que se suprime la resistencia eléctrica, lo que permite alcanzar la ultra-velocidad con un descenso considerable de ruido.

Para sus pruebas, la operadora ferroviaria nipona dispone de 42,8 kilómetros de vía en la prefectura de Yamanashi, al oeste de Tokio, en la que no faltan túneles o curvas.


Estas vías, especialmente diseñadas para su nueva serie “maglev L-0” , sirven de campo de operaciones para los nuevos trenes, dotados de vagones de 2,9 metros de ancho por 3,1 de alto, y con los que ya ha logrado alcanzar en 2003 los 581 kilómetros por hora, la mayor velocidad jamás alcanzada con un tren.

Por el momento, esta tecnología de alta velocidad mediante levitación magnética solo se encuentra en funcionamiento en el aeropuerto internacional de Pudong, en Shanghái (donde alcanza una velocidad de 430 kilómetros por hora), y en la prefectura nipona de Aichi, donde cuentan con el “Linimo”, un tren “maglev” urbano que recorre apenas 8,9 kilómetros de distancia y alcanza una velocidad de 100 kilómetros por hora.

A pesar de que su altísimo coste es el principal impedimento para el desarrollo comercial de los “maglev”, cada pequeño paso acerca cada vez más la era de estos nuevos trenes “bala”, capaces de volar, literalmente, a ras de tierra y pelear, sin complejos, con el transporte aéreo.
(Sin votaciones)
Cargando…