Inicio / Entrada de Blog / Un grupo de biólogos consigue medir los efectos evolutivos del “Bing Bang de la vida’ durante la Explosión Cámbrica

Un grupo de biólogos consigue medir los efectos evolutivos del “Bing Bang de la vida’ durante la Explosión Cámbrica

Un grupo de biólogos consigue medir los efectos evolutivos del “Bing Bang de la vida’ durante la Explosión Cámbrica

Esta imagen representa la vida marina durante la ‘Explosión Cámbrica’. Un Anomalocaris investiga un trilobite mientras una Opabinia mira desde la derecha y el ‘cactus andante’ Diania repta por debajo. Todas estas criaturas están relacionadas con artrópodos vivos, como los insectos, los arácnidos y los crustáceos. Imagen cortesía de Katrina Kenny y Nobumichi Tamura.


 

El equipo de la Universidad de Adelaida ha demostrado que, aunque rápido, el proceso no entra en contradicción con la Teoría de la Evolución de Darwin.

Un nuevo estudio liderado por investigadores de Adelaida (Australia) estima, por primera vez, las tasas de evolución durante la Explosión Cámbrica, momento en el que aparecieron los grupos más modernos de animales y que se produjo entre hace 520 y 540 millones de años.

Los hallazgos, que han sido publicados en el diario online Current Biology, resuelven el ‘Dilema de Darwin’: la aparición repentina de una plétora de grupos de animales modernos en los registros fósiles durante la fase temprana del periodo Cámbrico.

“La abrupta aparición de docenas de grupos de animales durante este tiempo es seguramente el evento evolutivo más importante sólo por detrás del surgimiento original de la vida”, explica el líder del estudio y profesor asociado de la School of Earth and Enviromental Sciences and the South Australian Museum de la Universidad de Adelaida Michael Lee.

“Estas vertiginosas tasas de evolución aparentemente imposibles implícitas en esta Explosión Cámbrica han sido largamente explotadas por los opositores de la evolución. Es muy famoso que el propio Darwin consideraba que este suceso era raro respecto a los procedimientos que se dan normalmente en los procesos evolutivos”, continúa su explicación el profesor Lee.

“En cualquier caso –explica Lee-, debido a las notorias imperfecciones de los antiguos registros fósiles, nadie había podido medir de forma adecuada hasta ahora las tasas de evolución que se dieron durante este intervalo crítico de tiempo, a menudo llamado el ‘Big Bang’ de la evolución”.

“En este estudio, nosotros hemos estimado que tanto las tasas de evolución morfológica como genética durante la ‘Explosión Cámbrica’ fueron cinco veces más rápida de lo que sucede hoy, lo que es bastante rápido, pero perfectamente congruente con la Teoría de la Evolución enunciada por Darwin”, completa Lee.

El equipo, en el que se incluían también investigadores del Museo de Historia Natural de Londres, cuantificaron las diferencias anatómicas y genéticas entre animales vivos, y establecieron el marco temporal en el que esa diferencias se acumularon, utilizando para ello los registros fósiles e intrincados modelos matemáticos. Su modelo mostró que una evolución moderadamente acelerada era suficiente para explicar esa aparentemente repentina aparición de muchos grupos de animales avanzados en los registros de la fosa correspondientes a la ‘Explosión Cámbrica’.

La investigación se centró en los artrópodos (insectos, crustáceos, arácnidos y sus familiares), que es el grupo animal más diverso tanto en el periodo Cámbrico como en la actualidad.

“Fue durante el periodo Cámbrico cuando muchos de los rasgos más familiares asociados con este grupo de animales evolucionaron, como su sucede en el caso de exoesqueleto duro, las patas articuladas y los ojos compuestos (multifaceta) que comparten todos los artrópodos. Incluso encontramos la primera aparición en los registros fósiles de la antenas que los insectos, los ciempiés y las langostas comparten, así como una temprana mandíbula mordedora”, concluye el coautor del estudio y miembro del Museo de Historia Natural Doctor Greg Edgecombe.

 

 
(Sin votaciones)
Cargando…