Inicio / Entrada de Blog / Un grupo de científicos consigue cargar teléfonos móviles con orina humana

Un grupo de científicos consigue cargar teléfonos móviles con orina humana


 

Un grupo de investigadores del Laboratorio de Robótica y de la Universidad de Bristol han llevado a cabo un interesante proyecto que permite transformar residuos que generamos de forma natural, como la orina, en energía que podemos usar para diferentes propósitos.

Esta solución se consigue a través de una célula de combustible microbiana (Microbial Fuel Cell), que actúa como transformador desde una forma determinada de energía a otra distinta. Dentro de la célula de combustible microbiana integran pequeños organismos vivos (tal y como tenemos en el interior de nuestro intestino), que se comen parte de la sustancia que integra la orina, de tal forma que rompen la estructura y producen electrones. Una vez generados, esos electrones son separados y almacenados en unos repositorios de energía (una especie de baterías). Con el proceso finalizado, la orina restante se deposita en varios recipientes.

Según afirma el Doctor Ioannis Ieropoulos, integrante del proyecto, “la orina es excepcionalmente buena para alimentar estos micro organismos”. En este sentido, se felicita, “hasta ahora nadie ha sido capaz de aprovechar la orina para este tipo de soluciones, por lo que es un descubrimiento emocionante”. De hecho, continúa, “lo interesante de este proyecto es que no dependemos de aspectos erráticos, como la fuerza del viento o el sol, sino que estamos utilizando deshechos para crear energía”.

 



 

Por el momento, el sistema es capaz de producir suficiente energía como para encender un teléfono móvil, así como enviar varios mensajes de texto e incluso navegar por internet. Las conclusiones del proyecto han sido explicadas en detalle y publicadas en la revista “Physical Chemistry Chemical Physics”.

Actualmente, los investigadores están explorando la posibilidad de construir un inodoro mediante este sistema a través de varios socios en los Estados Unidos y Sudáfrica. Por su parte, en cuanto al futuro, Ieropoulos afirma que el próximo paso es crear un sistema capaz de cargar una batería completamente y que pueda ser transportado de forma sencilla, además de generar suficiente energía como para alimentar diferentes aparatos domésticos.
(Sin votaciones)
Cargando…