Inicio / Ciencia / Equo pide participación y garantías para que Granada albergue el acelerador

Equo pide participación y garantías para que Granada albergue el acelerador

EFEFUTURO.- Equo ha pedido participación, transparencia y garantías de seguridad en la gestión de residuos para la instalación en Granada del acelerador del partículas, un proyecto europeo al que aspira esta capital andaluza y que supondría una infraestructura con un presupuesto de 600 millones de euros.

INT05. GINEBRA (SUIZA).- 24/02/2012. Fotografía facilitada hoy por el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) de tres operarios trabajando en el Gran Acelerador de Hadrones (LCH), que acaba de ser reencendido tras dos meses de parada técnica. EFE/CERN/SOLO USO EDITORIAL

El partido ecologista ha pedido a las administraciones que creen un espacio de diálogo para analizar la relevancia que tendría para Granada convertirse en la sede del acelerador de partículas, que consideran traería empleo de calidad y las inversiones asociadas a un proyecto de I+D+i.


Granada ha confirmado su candidatura para convertirse en la sede de esta infraestructura ligada al acelerador de partículas, el proyecto científico IFMIS-DONES, en el que competirá con la propuesta de Polonia, que hasta el momento ha cosechado más apoyos institucionales.




El organismo Fusion For Energy (E4F) decidirá la sede de este macroproyecto, que conllevaría un despunte científico, una inversión para construir la infraestructura de 600 millones y que lidera el Gobierno central con el apoyo expreso de la Universidad de Granada y la Junta de Andalucía.



Equo ha recalcado la generación de empleos y un cambio de modelo económico que conllevaría albergar el proyecto, aunque ha lamentado la “oscuridad total” que rodea a la candidatura granadina.


La coportavoz de Equo Granada, Ana Isabel Rodríguez, ha apuntado la necesidad de abrir un debate ciudadano y ha alertado de las consecuencias que podría tener la instalación del acelerador para el entorno.




Equo ha exigido que se generen espacios de información y debate público y que expertos y responsables del proyecto expliquen sus beneficios y perjuicios, además de blindar una inversión equivalente en energías renovables y garantizar el retorno social de la inversión pública.



El acelerador tardaría una década en construirse, con el empleo asociado que conlleva, y solo en impuestos y generación de negocio industrial supondría un retorno para la ciudad de unos 900 millones de euros.


Una de las ventajas de la candidatura granadina reside en que España lleva más de una década de investigaciones en este campo y Polonia no. EFEfuturo

(Sin votaciones)
Cargando…