Inicio / Ciencia / El lago escondido de Marte incrementa las posibilidades de hallar vida

El lago escondido de Marte incrementa las posibilidades de hallar vida

La constatación de la existencia de un lago subterráneo, líquido y salado en Marte, bajo una capa de hielo, aumenta las posibilidades de encontrar vida en el planeta rojo, según los científicos consultados por Efe, quienes han destacado que este puede ser uno de los descubrimientos científicos del año.

Imagen del planeta rojo. ESA

Investigadores italianos han anunciado que por primera vez se tienen pruebas de la presencia en Marte de agua líquida, además de salada, en un lago subterráneo bajo una capa de hielo, gracias a los resultados del radar instalado en la sonda Mars Express de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El importante descubrimiento concluye que en una región llamada Plamun Australe, localizada en la capa de hielo del polo sur de Marte, el perfil que dibuja el radar es muy similar al de los grandes lagos de agua líquida encontrados bajo la Antártida y Groenlandia en la Tierra.
Para Alberto González Fairén, del Centro de Astrobiología (CAB), en Madrid, este es “el descubrimiento científico del año” y el hallazgo de esta agua líquida hace mucho más posible que haya vida en Marte”.

Esta opinión ha sido compartida por José Antonio Rodríguez Manfredi, también del CAB: “Esto aumenta las posibilidades de encontrar vida; antes se sospechaba, pero no había evidencias empíricas”.

El director del CAB, Miguel Mas Hesse, también señala: todo parece indicar que en Marte hubo océanos de agua líquida hasta hace unos 3.500 millones de años, más o menos cuando surgió la vida en la Tierra, así que si las condiciones fueron similares en ambos planetas, es muy probable (es lo que queremos demostrar en el CAB)  que también surgiera en Marte.

“La presencia de agua líquida bajo la superficie aumenta enormemente las posibilidades de que la vida se refugiara allí cuando los océanos se secaron y la superficie se convirtió en un lugar inhóspito”, apunta Mas, quien recuerda que en la Tierra hemos encontrado como la vida se ha extendido por las fisuras de las rocas de entornos como Río Tinto y se ha desarrollado allí a profundidades de varios cientos de metro.
En un entorno rico en agua, añade el director de este centro, debería haber sido todavía más sencillo; estudiar la adaptación y evolución que tales formas de vida han podido tener a lo largo de los miles de millones de años plantea un reto fascinante.

Para González Fairén, con este descubrimiento y con el hallazgo de compuestos orgánicos que hizo el rover Curiosity hace un mes, “ahora sabemos que Marte tiene los ingredientes básicos de los que estamos hechos todos los seres vivos: agua líquida y compuestos orgánicos”.

¿Quizás barros muy húmedos?


Este científico indica a Efe que, en todo caso, podría ser que lo que ha detectado Mars Express no sea un lago en el sentido estricto de ser una masa de agua limpia, como los lagos subantárticos, sino tan sólo sedimentos saturados de agua, es decir, barros muy húmedos.

Esto, no obstante, no restaría importancia al hallazgo: cualquier interfase entre partículas de roca o suelo y agua líquida, aunque sean gotas minúsculas, es un hábitat ideal para microorganismos.

Se trata de un primer resultado, ha dicho este investigador del CAB -centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas e Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial-, quien apunta que “podría ser que hubiera otras zonas en Marte con lagos subterráneos, incluso zonas más accesibles para nuestros robots (los polos son lugares de difícil acceso)”.


Imágenes facilitadas por la ESA que mostró el complejo pasado volcánico y tectónico de Marte, así como nuevos signos de interacción de hielo y agua, gracias a la difusión de fotografías tomadas por la sonda Mars Express.Imágenes facilitadas por la ESA de Marte tomadas por la sonda Mars Express.


Por lo tanto, buscar evidencias de vida o de sus restos bajo la superficie “es el siguiente objetivo indiscutible en la exploración de Marte”.

En este sentido, ha explicado que los próximos dos rovers que se enviarán al planeta rojo en 2020 (ExoMars de la ESA y Mars2020 de la NASA) comparten esa meta prioritaria: “Este es un momento extraordinario en la exploración planetaria”.

El astrónomo y director del planetario de Pamplona, Javier Armentia, coincide en que se trata de uno de los descubrimientos “relevantes” de Marte y del año, y declara que el radar MARSIS instalado en la sonda Mars Expres ha dado una confirmación de que existe un fenómeno que se da en la Tierra, que en las grandes masas de hielo hay lagos.

“La detección con este radar es bastante fiable y si hay agua a kilómetro y pico bajo el hielo significa que los mecanismos están ahí y son posibles. ¿Pueden darse entonces las condiciones para la vida? Ahora sí es lícito preguntárselo”, agrega. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…