Inicio / Ciencia / Atapuerca trabaja en un nuevo mapa evolutivo

Atapuerca trabaja en un nuevo mapa evolutivo

El equipo de investigación de Atapuerca trabaja en un “nuevo mapa evolutivo” con la finalidad de completar y definir la cronología humana de los últimos dos millones de años, ha informado hoy uno de sus tres directores, Eudald Carbonell.

Foto de archivo del codirector de las excavaciones de Atapuerca Eudald Carbonell con el nivel TD10 de Gran Dolina al fondo.EFE/Jordi Mestre

En el ecuador de la campaña de excavación de este año y durante una visita a los yacimientos realizada por los medios de información, Carbonell ha señalado que, de momento, trabajan con restos que rondan los 1,7 millones de años de antigüedad, pero existen “buenas expectativas” sobre el objetivo de los dos millones.
En los próximos años se ampliarán los sondeos en la sierra burgalesa, sobre todo en la parte alta, y se realizarán trabajos en nuevos yacimientos como la llamada “Cueva de los Fantasmas”, donde esperan poder hallar restos próximos a los dos millones de años de antigüedad, lo que igualaría los hallazgos de Olduvai (Tanzania), considerados como la cuna de la humanidad.

José María Bermúdez de Castro, otro de los directores, ha señalado que, más allá de los “grandes descubrimientos” que todavía quedan en Atapuerca, la investigación que en la actualidad se realiza permitirá poner en contexto todos los hallazgos que se vayan produciendo sobre la evolución humana.

“Es como una gran enciclopedia en la que vamos ordenando las páginas por capítulos y así podremos encajar en ella los nuevos hallazgos”, ha explicado.

Todos ellos se irán sumando a la labor protagonizada durante 36 años de excavaciones, y que permitirá al equipo de investigación completar un “nuevo patrón evolutivo” que esperan presentar a la comunidad científica en los últimos meses de este año, ha informado Juan Luis Arsuaga, el restante director de Atapuerca.

Arsuaga ha afirmado que será una “propuesta seria” con Atapuerca como epicentro porque “aquí están los registros” y “debe ser un lugar de referencia”.

Ha recordado que Atapuerca cuenta ya con la especie europea más antigua, el Homo Antecessor (más de 800.000 años de antigüedad), a la que próximamente podría sumarse otra especie más reciente, aún por clasificar, basada en los restos hallados en la Sima de los Huesos.

La Sima de los Huesos, ha añadido, es el lugar de Europa donde se han encontrado más restos fósiles juntos pertenecientes a más de una treintena de individuos de unos 430.000 años de antigüedad.

Su estudio podría concluir en la clasificación de una nueva especie que, según Arsuaga, vendría a llenar uno de los huecos existentes entre las grandes especies conocidas, Neandertal, Heidelbergensis y Antecessor.

Estos estudios, ha agregado, permitirán realizar un nuevo modelo con un “árbol genealógico diferente” que podría ser presentado en los congresos científicos internacionales planificados para finales de este año, como el que tendrá lugar en Burgos en septiembre.

En la actualidad, la evolución humana “no se puede entender sin Atapuerca”, pero todavía hay que “convencer” a algunos científicos internacionales de países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Alemania.
(Sin votaciones)
Cargando…