Inicio / Ciencia / Bellvitge trata con técnicas poco invasivas lesiones precancerosas

Bellvitge trata con técnicas poco invasivas lesiones precancerosas

El Hospital de Bellvitge ha creado un programa para prevenir el cáncer anal y trata con la técnica mínimamente invasiva de fulguración con infrarrojos las lesiones precancerosas.

Laboratorio: toma de muestras para una analítica. EFE/J.A. Aragón

Laboratorio: toma de muestras para una analítica. EFE/J.A. Aragón

Según ha informado el centro en un comunicado, este tipo de cáncer es de baja frecuencia entre la población general (1 caso anual por cada 100.000 personas) y representa menos del 5% de todos los cánceres de las vías digestivas.

En cambio, la incidencia en hombres homosexuales se eleva hasta los 35 casos por cada 100.000 personas y año, y, en personas portadoras del VIH, hasta los 70 por cada 100.000.

El Hospital de Bellvitge cuenta desde este año con una consulta de prevención del cáncer anal y realiza el cribado de acuerdo con las recomendaciones de las guías internacionales.

Los pacientes con VIH/sida del hospital son citados en esta unidad y se les realiza una encuesta sobre hábitos sexuales y una citología.

El responsable del Servicio de Enfermedades Infecciosas y de la Unidad de VIH, Daniel Podzamczer, ha explicado que “si los resultados de la citología son normales, los pacientes son remitidos a una nueva revisión al cabo de un año y, si son anormales, se les practica una anoscopia para confirmar si existe una zona patológica”.

“En caso de que esta determinación también sea positiva, se les realiza una biopsia y si ésta revela una lesión potencialmente cancerosa, las lesiones son eliminadas mediante la técnica mínimamente invasiva de fulguración con infrarrojos”, ha explicado el facultativo.
El cáncer anal está causado por el virus del papiloma humano (VPH), un microorganismo de transmisión sexual que a menudo se adquiere en las primeras relaciones íntimas pero que luego es eliminado por el sistema inmune.

“En las personas inmunocomprometidas, el virus del papiloma se mantiene en el organismo y se reproduce especialmente en el cuello del útero y el ano, donde, mediante una serie de procesos, puede acabar induciendo la formación de tejidos cancerosos”, según Podzamczer, que recuerda que “en el caso de los hombres homosexuales, la práctica de la penetración anal añade más riesgo de transmisión de este virus y de su localización en el canal anal”.

En caso de que se detecte un cáncer anal desarrollado, es tratado en el marco de la Unidad Funcional de Cáncer Colorrectal del HUB y del ICO ya sea mediante una combinación de radioterapia y quimioterapia, o bien mediante una cirugía que, en los casos más graves, puede llegar a suponer la eliminación del esfínter y la práctica de una colostomía para verter el tubo digestivo directamente en la pared abdominal.

En sus primeros once meses de funcionamiento, la unidad especializada ha hecho el cribado de 158 pacientes y se han detectado aproximadamente un 22% de citologías patológicas y se han hecho 13 biopsias y 15 tratamientos con infrarrojos y no se ha detectado ningún cáncer.
La prevalencia del VPH detectada entre los pacientes participantes ha sido del 60%.

El Hospital de Bellvitge forma parte del “Health Universitat de Barcelona Campus” (HUBc), una alianza o ‘hub’ que engloba a treinta entidades dedicadas a la formación, la investigación y la transferencia de conocimiento en el terreno de las ciencias de la salud.EFE futuro

 
(Sin votaciones)
Cargando…