Inicio / Ciencia / Buscan tratamientos a las enfermedades autoinmunes sistémicas

Buscan tratamientos a las enfermedades autoinmunes sistémicas

Un total de 23 centros europeos de investigación han puesto en marcha el proyecto Precisesads con la finalidad de buscar tratamientos contra las enfermedades autoinmunes sistémicas.

 

Detalle de un laboratorio. EFE/J.J. Guillén

El Institut de Recerca Biomèdica de Bellvitge (Idibell) es uno de los 23 centros, que cuentan con un presupuesto de 22 millones de euros para los próximos 5 años.

Además de los 23 centros de investigación, en la iniciativa participan cinco compañías que trabajan con el objetivo final de encontrar tecnologías de diagnóstico innovadoras para relacionar las enfermedades autoinmunes sistémicas (SAD) con cambios en sus firmas moleculares individuales.
Las enfermedades del tejido conectivo (CTD) o enfermedades autoinmunes sistémicas (SAD) son un grupo de enfermedades inflamatorias crónicas con etiología autoinmune de diagnóstico difícil y con pocas opciones terapéuticas, que tienen como característica principal la presencia de anticuerpos no específicos en el suero de la sangre.

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES), la artritis reumatoide (AR) y la esclerosis sistémica (CDC) son las tres enfermedades más representativas de este grupo pero existen otros síndromes con un amplio solapamiento clínico con estas tres.

Estas enfermedades por separado son poco frecuentes pero juntas afectan a cerca del 1 % de la población.

Los médicos y los científicos que forman parte del proyecto europeo Precisesads estudiarán a 2.000 pacientes de estas enfermedades y 600 controles sanos, con el objetivo de identificar grupos de individuos a través de la superposición de estas enfermedades que comparten características moleculares y que por lo tanto podrían beneficiarse de tratamientos específicos para hacer frente a estos elementos comunes de la patología.
Como prototipo, los investigadores trabajarán con los nuevos tratamientos biológicos que se están desarrollando para el Lupus eritematoso sistémico (LES) pero que debido a la clasificación de enfermedades por separado, no se pueden usar para tratar otras enfermedades de las que se sospecha que tienen una fisiopatología molecular compartida.

El investigador del Idibell que participa en el proyecto, Esteban Ballestar, ha explicado que “actualmente los pacientes tienen pocas posibilidades de beneficiarse de tratamientos ya aprobados debido a la heterogeneidad de los mecanismos moleculares que resultan de la misma clase de enfermedad”.

“Por otro lado, las compañías farmacéuticas se enfrentan a enormes problemas cuando se trata de identificar los puntos finales para determinar la utilidad de los fármacos en los ensayos clínicos y no tienen marcadores biológicos que ayuden a evaluar la respuesta al tratamiento”, ha dicho Ballestar.

El Idibell forma parte del “Health Universitat de Barcelona Campus” (HUBc), una alianza o ‘hub’ que engloba a treinta entidades dedicadas a la formación, la investigación y la transferencia de conocimiento en el terreno de las ciencias de la salud.EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…