Inicio / Ciencia / Cannabidiol contra cocaína

Cannabidiol contra cocaína

Investigadores del grupo de Neurobiología del Comportamiento (GReNeC-NeuroBio) de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) han descubierto que una sustancia derivada del cannabis puede atenuar los efectos adictivos de la cocaína.

plantas de cannabis

Unas plantas de cannabis. EPA

La investigación, hecha con ratones y que publica la revista Neuropharmacology, ha evidenciado con experimentos la posibilidad de usar el cannabidiol como terapia en la adicción a la cocaína.

El cannabidiol es una sustancia derivada de la planta del cannabis sin potencial adictivo y en estudios previos ya había mostrado resultados prometedores para tratar trastornos neuropsiquiátricos, incluida la adicción a las drogas.

Los investigadores administraron cannabidiol de forma repetida a ratones a los que habían hecho adictos a la cocaína.

Estos ratones, al presionar una palanca, se autoadministraban una dosis de la droga de forma voluntaria.

“Para determinar si el cannabidiol puede atenuar el refuerzo de la cocaína, evaluamos las respuestas de comportamiento inducidas por la droga. Vimos que el cannabidiol redujo el consumo voluntario de cocaína y los efectos de recompensa y refuerzo”, ha explicado Miguel Ángel Luján, primer autor del artículo.

Cannabidiol, una herramienta terapéutica


La investigadora Olga Valverde, que ha dirigido el estudio, ha destacado que “a nivel molecular, observamos que el cannabidiol puede modular algunas manifestaciones del refuerzo de la cocaína”.

“También vimos que incrementa la expresión de factores neurotróficos mediante un mecanismo que involucra a los receptores cannabinoides CB1 y promueve la proliferación de nuevas células en el hipocampo, área cerebral relacionada con las funciones de la memoria”, ha detallado Valverde.

“Nuestro estudio proporciona nuevas evidencias sobre la posibilidad de usar el cannabidiol como una herramienta terapéutica, y nos ha permitido comprender mejor el papel modulador de este compuesto en las vías de señalización subyacentes al consumo de cocaína”, ha concluido la investigadora. EFE
(Sin votaciones)
Cargando…