Inicio / Ciencia / El CNIO genera células madre potencialmente más seguras

El CNIO genera células madre potencialmente más seguras

EFEFUTURO.- Un equipo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha logrado generar en el laboratorio células madre potencialmente más seguras

Imagen que ilustra la presencia de células con estrés replicativo y daño en su ADN (rojo), como las que son detectadas durante el proceso de reprogramación celular. Autor: CNIO.

El hallazgo, publicado en la revista Nature Coomunications, desvela por qué el proceso de transformación de células diferenciadas a células madre resulta en importantes daños en el ADN.

Los investigadores han conseguido corregir este daño mediante una sencilla modificación de los medios de cultivo, lo que produce células madre potencialmente más seguras para su uso en medicina regenerativa, ha informado el CNIO en una nota de prensa.
Uno de los “ambiciosos escenarios” a los que aspira la medicina regenerativa es a regenerar tejidos para tratar enfermedades cardiovasculares, diabetes o neurodegenerativas.

Para ello, el centro de atención está en el uso de células madre, capaces de producir diferentes tipos celulares o tejidos reparadores.

El 2006 significó un antes y un después en este campo, cuando el japonés Shinya Yamanaka consiguió por primera vez generar en el laboratorio células madre pluripotentes -capaces de convertirse en cualquier tipo celular, sean beta productoras de insulina (páncreas) o cardiomiocitos (corazón), y bautizadas como iPS por sus siglas en inglés- a partir de células adultas, ha recordado el CNIO.

Esta técnica de reprogramación celular eliminaba uno de los grandes dilemas éticos de la época: hasta la fecha las células madre pluripotentes solo se podían obtener a partir de embriones, y para ello había que destruirlos.

Sin embargo, explica Óscar Fernández-Capetillo, jefe del Grupo de Inestabilidad Genómica del CNIO, “la trastienda de esta nueva tecnología es que el método de Yamanaka genera daño en el genoma de las células madre, lo que ha despertado alguna duda sobre la seguridad de estas células”.

“Si bien el hecho de que el método generaba daño en el ADN de las iPS era conocido, las razones no lo eran”.

Según se describe en este artículo, el origen del daño en el genoma de las células iPS radica en un tipo de estrés muy particular al que quedan sometidas las células durante la reprogramación celular: el estrés replicativo, que ocurre cuando las células aumentan el ritmo de división.

En base a estos descubrimientos, los autores del trabajo han conseguido desarrollar estrategias para reducir este tipo de estrés logrando así células madre pluripotentes con un menor daño en su genoma.

Los resultados representan “un importante avance” para el posible uso de las células iPS, ya que después de casi una década de su descubrimiento permitirán su obtención de una forma “más eficiente, con menos daños en el ADN y potencialmente más seguras”, según el CNIO. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…