Inicio / Ciencia / La ciencia puede ser divertida

La ciencia puede ser divertida

EFEFUTURO.- “¿Sabéis ese momento cuando cascas un huevo y te salen dos yemas? Te creces, te emocionas y te vienes arriba: ¡Dos yemas, dos yemas! ¡Me han salido dos yemas! Pero eso, a los padres de gemelos y mellizos…no les parece tan guay”.

Doce jóvenes científicos de toda España se suben al escenario en Barcelona para hacer reír con chistes sobre ciencia en la semifinal del Famelab. EFE/Toni Garriga

Este es alguno de los chistes que uno de los 12 jóvenes científicos de toda España han explicado en el ensayo ayer para llegar a la final del Famelab, un curioso concurso internacional de monólogos científicos con el que se quiere fomentar la divulgación científica a través de un formato innovador y rompedor.
“Si hacemos esto es porque hay que mostrar a la gente que la ciencia no es tan aburrida y se puede pasar un buen rato aprendiendo entre risas”, han comentado a Efe los científicos-artistas mientras se disponían a realizar el último ensayo para la semifinal del Famelab esta noche en el Teatro Poliorama de Barcelona.

“Me ha llegado el recibo de la luz y al de Correos sólo le faltaba decirme: ¡susto o muerte! Viene con importes de transporte y distribución. Pagamos porque nos traigan la electricidad a casa, ¡pero es que parece que vaya en jet privado! Ya podría venir en Ryanair, ¿no?”, dice Ana Belén Núñez, una ingeniera de 36 años, de Ciudad Real, mientras recita su monólogo explicando cómo funciona la transmisión de electricidad por materiales superconductores.

Y es que entre químicos, psicólogos, físicos, biólogos y matemáticos, estos semifinalistas son capaces de arrancar más de una sonrisa con sus divertidos e ingeniosos comentarios relacionados con la ciencia.

Fernando Vaquero, un biólogo molecular originario de Vigo (Pontevedra), de 37 años, argumenta que meter a la suegra en casa es como pillar la gripe: “Es como el influenzavirus. Entra en el organismo, te mete todas sus maletas en casa, infecta a otras células, como sería mi esposa, y llega al núcleo, mi dormitorio, ¡y lo pone todo patas arriba!”.

Abajo los falsos mitos


La mayoría se han presentado al Famelab para desmentir falsos mitos populares sobre la ciencia y explicar curiosidades en las que están especializados a través del humor, aunque algunos reconocen tener “miedo escénico”.

Por ejemplo, Núria Gordillo, que trabaja en el Instituto de Fusión Nuclear de la Universidad Politécnica de Madrid, se planta en el escenario con un palo al grito de “¡un palo! ¡un palo!” para explicar cómo Eratóstenes midió la tierra con un sólo palo y la trigonometría.
“Con creatividad, un palo, luces y sombras se pueden hacer cosas increíbles… ¡y no hablo de las sombras de Grey! Hablo de Eratóstenes, que era un físico, filósofo, físico y matemático de la hostia. Vamos, el típico mileurista de hoy en día”, bromea Gordillo.

El madrileño Manuel González, investigador del CSIC de Madrid, se “viste” de bailaor y se presenta listo para ser “poseído” por Lola Flores y cantarle a todo volumen una copla con baile flamenco incluido a las protoestrellas.

“Protoestrella no te escondas, que te cojo, que te veo porque te miro por el radio telescopio -ha cantado Manuel-. ¡Qué tiene la Supernova que cuando explota eyecta gases a borbotones, y por eso brilla la estrella y se convierte en una gigante y roja!”.

Los doce jóvenes tienen la ayuda de los presentadores de la gala, el trío de cómicos de Especialistas Secundarios, que también aportan su toque de humor entre burlas y chistes sobre los tópicos más gastados sobre la química o la física.

Mariano Collantes, un joven nacido en Argentina que se está doctorando en biología evolutiva en la Universidad de Valencia, ha tirado de humor para explicar uno de los comportamientos más asombrosos, que se da entre las hormigas y los pulgones, un tipo de “mimetismo agresivo” muy curioso.

Y contando la “fábula de la hormiga y el pulgón”, Mariano explica que los pulgones y las hormigas siempre han tenido una relación mutualista, en la que los dos salen beneficiados, “como la relación que tienen un granjero y una vaca”.

Pero el joven alerta del “giro siniestro de la fábula”, y es que el pulgón puede aprovechar la “situación de amistad” con las hormigas para “adentrarse en la cámara de crías del hormiguero fingiendo ser una larva de hormiga y, una vez dentro, se come los bebés de las hormigas”.

Esta fábula nos da una lección clarísima, dice Mariano Collantes: “¡Nunca hay que dejar entrar a las vacas dentro de las guarderías!”.

Clasificados ocho


Finalmente se han clasificado ocho para competir en la final española del concurso, según la Fecyt.

Los finalistas competirán el 14 de mayo en Madrid y el ganador representará a España en el Cheltenham Science Festival que tendrá lugar en junio en el Reino Unido.

Los ganadores de esta semifinal han sido: Víctor López López (Ruhr-Universität Bochum), Nuria Gordillo García (Universidad Politécnica de Madrid),  Álvaro Morales Molina  (Universidad de Alcalá), Manuel González García ( Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid -CSIC-), Pablo José Barrecheguren Manero (Universidad de Barcelona), Toni Vallès Català ( Universitat Rovira i Virgili), Amanda Far Morabito (Universitat de les Illes Balears) y Mariano Collantes Alegre (Universidad de Valencia). EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…