Inicio / Ciencia / Científicos del CSIC analizan las corrientes marítimas del estrecho Gibraltar

Científicos del CSIC analizan las corrientes marítimas del estrecho Gibraltar

Científicos del Instituto de Ciencias del Mar (CSIC) de Barcelona y del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (CSIC-UIB) participan desde esta semana en un ejercicio de lanzamiento y seguimiento de 34 boyas de deriva en el estrecho de Gibraltar para predecir los riesgos de sus corrientes.

Una embarcación cruza el Estrecho de Gibraltar. EFE/A. Carrasco Ragel

Según ha informado el CSIC, se trata del mayor número de boyas nunca empleado en un ejercicio de este tipo en aguas españolas.
El objetivo de la campaña oceanográfica consiste en mejorar el conocimiento sobre la dinámica de estas aguas, así como probar las capacidades existentes de predicción de trayectorias de hidrocarburos, objetos o personas a la deriva en la zona del estrecho de Gibraltar.

Este ejercicio, coordinado por Puertos del Estado, se enmarca en las actividades del proyecto MEDESS-4MS del Programa MED de la Unión Europea, dedicado a la prevención de riesgos y el fortalecimiento de la seguridad marítima con relación a los vertidos de hidrocarburos en el Mediterráneo.

Su objetivo es construir una herramienta operacional que integre los diferentes modelos de predicción de vertidos y las bases de datos océano-meteorológicas operacionales existentes.

En el ejercicio participan cuatro embarcaciones, tres unidades de Salvamento Marítimo (SASEMAR) y una embarcación proporcionada por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA).

Los equipos oceanográficos son aportados por el IMEDEA (CSIC-UIB), el ICM (CSIC) y por Puertos del Estado.

Los investigadores del CSIC Emilio García-Ladona, del Instituto de Ciencias del Mar (ICM), y Jano Orfila, del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA), han explicado que para monitorizar la trayectoria de las diferentes boyas lanzadas e integrar los datos medidos con el resto de información océano-meteorológica existente, se ha establecido una Unidad de Seguimiento del Ejercicio.

Esta, con base durante el ejercicio en el puerto de la Bahía de Algeciras (APBA), está integrada por expertos de las diferentes instituciones participantes y conectada con científicos de diferentes centros y universidades.

Además de gestionar la información y observaciones en tiempo real, realizarán simulaciones numéricas con modelos de vertidos de hidrocarburo.

Según el CSIC, el proyecto, enmarcado en el Programa de Cooperación territorial de la UE MED, mejorará la competitividad y la cohesión territorial de las regiones mediterráneas de acuerdo a una lógica de desarrollo sostenible.

El servicio MEDESS-4MS, integra información en tiempo real y proporcionará una herramienta que permitirá una detección precoz y un control eficaz de las crisis relativas a los vertidos en el Mediterráneo y mareas negras derivadas.

Los países beneficiarios de este Servicio MEDESS-4MS son Chipre, Grecia, Montenegro, Italia, Malta, Francia y España.

Un estrecho transitado


La zona del estrecho de Gibraltar es una de las de mayor tráfico de buques del mundo -más de 100.000 anualmente- y un punto caliente en numero de operaciones de búsqueda y salvamento en el mar.

Debido a la densidad de tráfico marítimo que presenta la zona, con la presencia de los puertos de Algeciras, Tarifa, Ceuta, Tánger Med y Tánger Ciudad, y paso obligado de la mayoría de las rutas marítimas, estas aguas están expuestas a hipotéticos vertidos de hidrocarburos, a lo que hay que sumar que se trata de un área de alto valor medioambiental que incluye una importante extensión de zonas protegidas.

Los científicos del CSIC han resaltado que el estrecho es una región de alto interés por su singularidad oceanográfica, pues allí se producen los intercambio de agua entre la cuenca Mediterránea y Atlántica, generándose velocidades de corriente extremadamente altas. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…