Inicio / Ciencia / ComFuturo: 13 becas para científicos financiadas por mecenazgo

ComFuturo: 13 becas para científicos financiadas por mecenazgo

EFEFUTURO.- El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CISC) ha presentado la primera convocatoria del programa de ayudas ComFuturo, una iniciativa que servirá para retener el talento de jóvenes investigadores altamente cualificados y emplearlos en proyectos que atiendan las demandas de la sociedad.

El presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, en la presentación de ComFuturo.

En la presentación de estas ayudas, que serán gestionadas por la Fundación General CSIC, el director general de la entidad, Miguel García Guerrero, ha advertido que toda una generación de científicos se están viendo obligados “a renunciar a su vocación para hacer otra cosa o a expatriarse para dedicarse a la ciencia en otro país”.

Para “mitigar” esta situación y “dar un servicio a la sociedad”, el programa ComFuturo pondrá en marcha trece becas con las que “jóvenes científicos brillantes y creativos” tendrán la oportunidad de desarrollar investigaciones “que respondan a demandas científicas relevantes y que tengan alta aplicabilidad”, ha dicho el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo.

Dos millones, trece empleos


Los proyectos se llevarán a cabo en centros del CSIC y tendrán una financiación de dos millones de euros, aportados por el Banco Santander, a través de Santander Universidades, que aporta la mitad del total, por BASF, Fundación AQUAE (de Aguas de Barcelona), Gas Natural Fenosa, Hotel Aguas de Ibiza, Iberdrola y Lilly.

Para acceder a las ayudas, los investigadores tendrán que acreditar la nacionalidad española o la residencia permanente, presentar el grado de doctor (obtenido después de 2003) y defender “un proyecto original, que dé respuesta a problemas de entidad con planteamientos y técnicas innovadoras”, advierten las bases del proyecto.
Las becas tendrán una duración de tres años, aunque podrán renovarse dos años más, y consistirán en un contrato laboral con un salario bruto anual de 31.600 euros y una ayuda extraordinaria de 10.000 euros (5.000 sufragados por el CSIC) para los gastos asociados al desarrollo del proyecto (material, provisión de servicios, etc).

Las solicitudes deberán entregase antes del 15 de marzo en el correo electrónico del proyecto (comfuturo@fgcsic.es), y cada una será evaluada por un mínimo de dos expertos.

La selección final de los proyectos la llevará a cabo un jurado que también valorará la trayectoria científica del investigador y su capacidad para conseguir “objetivos de alcance”.

Ocho ayudas estarán abiertas a una temática general, abierta a las siguientes áreas de conocimiento: matemáticas, física, química, tecnología de materiales, alimentos, ciencias agrarias, biología celular y molecular, biomedicina, ciencias de la naturaleza y recursos naturales, humanidades y ciencias sociales.

Las otras cinco deberán investigar sobre agroquímica, biocidas nanoparticulados para la desinfección de aguas, enfermedades inflamatorias autoinmunes, nuevas tecnologías para la detección temprana del cáncer y soluciones catalíticas de bajo coste para la industria del gas.

Los ganadores de estas becas deberán incorporarse a los centros de referencia del CSIC que hayan escogido para sus investigaciones entre el 1 de mayo y el 1 de julio; incumplir este requisito conllevaría la pérdida automática de la ayuda, advierten las bases.

Una señal de optimismo


Para José Antonio Villasante (Santander Universidades), este proyecto es “novedoso, necesario e importante”, además de una “señal de optimismo para el futuro y la sociedad”.

“El proyecto es un reconocimiento a la calidad de la ciencia española, pero también un apoyo clarísimo a los jóvenes investigadores que abandonan nuestro país”, ha subrayado.

Para Villasante, las iniciativas de colaboración público-privada como ésta son “imprescindibles” para evitar que los jóvenes investigadores se sigan marchando de España porque “este país no se puede permitir perder toda una generación de jóvenes” y porque “invertir en I+D no es gastar dinero, sino invertir en el futuro”. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…