Inicio / Ciencia / Director Tecnologías del CERN considera “un orgullo” nivel científico español

Director Tecnologías del CERN considera “un orgullo” nivel científico español

EFEFUTURO.- El jefe del departamento de Tecnologías de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), José Miguel Jiménez, ha considerado hoy que es “un orgullo” el nivel de los técnicos y científicos españoles que trabajan con él y ha destacado la muy buena imagen que dan en otros países.

Los experimentos ATLAS y CMS han conseguido obtener la imagen más nítida hasta el momento del bosón de Higgs. ATLAS/CERN

Jiménez es un ingeniero español, nacido en Granada en 1968, que tiene a su cargo a 750 personas en el departamento de Tecnologías del mayor laboratorio de partículas del mundo.
Junto a la líder del Grupo de Tecnología de Detectores del CERN, Mar Capeáns, protagoniza hoy en la sede coruñesa del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt) una conferencia titulada “El insólito viaje de los protones del LHC (Gran colisonador de hadrones)”.

Antes de su ponencia ha explicado a EFE cómo es su trabajo en este acelerador y coleccionador de partículas, donde los físicos hacen grandes avances que influyen de manera directa en la sociedad, aunque ésta no lo note.

Allí, el papel de los españoles es muy importante y Jiménez diferencia dos tipos de contribuciones, por un lado la de institutos y universidades españolas, que tiene “un nivel elevado”, aunque “España no es un país con la potencia y tradición como Francia, Italia o Alemania, por lo que la cantidad de personas en el área es menor”.

Lo que sobresale es la preparación de los españoles que están en plantilla del CERN, pues “no hay ninguna duda, están muy bien preparados y son capaces de afrontar la competitividad de los ingenieros y físicos de otros países”.

“Es un orgullo, es una señal muy fuerte de cara a la dimensión internacional de nuestro país. Científicos japonenes, rusos y americanos identifican su conocimientos sobre el avance tecnológico y su educación con el país. Eso muy bueno para España”, añade.

Aspira ahora con su ponencia a acercar a la sociedad la ciencia y tecnología y todos los avances que consigue en su trabajo en Suiza, donde desarrolla su actividad con los protones.

Intenta que los asistentes a sus charlas, con la imagen de la vida del protón, sepan cómo es el proceso de fabricación de los protones, cómo se inyecta en la máquina y qué mecanismos utilizan los profesionales.

Detalla también cómo es la “aceleración y el aumento de la densidad hasta que probablemente se forma el bosón de Higgs”, una partícula elemental descubierta en el CERN.
Este proceso después tiene influencia en “las tecnologías y en las áreas de educación y ciencia”, aunque la gente lo ve lejano, pero “está al alcance de todo el mundo” y por eso Jiménez pretende “quitarle esa imagen un poco mística a la física de altas energías y acercarla a la sociedad”.

“Estos grandes instrumentos ayudan al progreso de la sociedad y al progreso económico. Permiten estimular la economía desde la educación y desde la industria, pues ayudan a madurar procesos industriales para que sean rentables y fiables”, continúa.

Con los logros del CERN se “rompen las limitaciones de la tecnología” que mejora y acaba en beneficios en la vida real que, en el mejor de los casos, tardan menos de cinco años en llegar.

Lo más rápido está vinculado con “la optimización de procesos industriales”, que es un área muy dinámica y en un lustro puede estar en la calle como sucede con “sistemas del metro de Nueva York y de otros países”, que ven en el CERN “una garantía muy potente”.

En otros casos, como los vinculados a “materiales superconductores” que después se utilizan en cables para imanes empleados para hacer pruebas médicas, los avances pueden tardar más de diez años en “llegar a un nivel de industrialización”, sostiene.

Ha conseguido con su equipo en el acelerador de partículas “alcanzar mucha energía en el punto de impacto” de los protones hasta “duplicar” cantidades anteriores, por lo que ahora el resto es “aumentar la intensidad”.

Buscan “una mayor cantidad de protones en el haz”, que ahora está “en un tercio de la intensidad nominal”, pero es complicado porque cuando crece “la intensidad, hay efectos dinámicos que desestabilizan el haz”.
(Sin votaciones)
Cargando…