Inicio / Ciencia / La divulgación despierta la vocación científica

La divulgación despierta la vocación científica

EFEFUTURO.- La divulgación eleva un 5,6 % el número de jóvenes interesados en estudiar ciencia o tecnología, y llega con más fuerza a los alumnos con menor rendimiento académico y los de menor nivel socioeconómico, según un estudio de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la Obra Social La Caixa.

 

Las acciones de divulgación influyen más entre los alumnos de menor nivel socioeconómico, colaborando a reducir la brecha social existente en la actualidad. La Caixa

El estudio, en el que han participado más de 2.500 estudiantes de ESO de 42 institutos de Madrid y Barcelona, constata que son los alumnos con menor rendimiento académico y los de más bajo nivel socioeconómico los más permeables a las acciones de divulgación a la hora de decantarse por estudios técnico-científicos.

El estudio, el primero que se realiza en España sobre la evaluación del impacto de las acciones de divulgación en términos de promoción de vocaciones científico-tecnológicas, ha contado con la colaboración de expertos en educación y estadística de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), la Universidad Pompeu Fabra (UPF) y la Universidad de Barcelona (UB).

Entre las conclusiones del estudio destaca la idea generalizada en muchos alumnos que han expresado que han frenado sus aspiraciones de cursar estudios científico-técnicos porque: “mis padres o mis profesores no me ven capaz”, ha destacado la directora de Cultura Científica y de la Innovación de FECYT, Rosa Capeans.

Lluis Noguera, director de CosmoCaixa, el museo de la ciencia de La Caixa que programa acciones para animar a los alumnos a cursar estudios científicos, ha destacado que “las acciones de divulgación científico-tecnológicas aumentan el interés por estudiar ciencia o tecnología en más del 5,6 %”.

Factores de influencia


El informe ha analizado los factores de influencia en la elección vocacional de los alumnos de ESO en relación con las materias y profesiones relacionadas con las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por su sigla en inglés: Science, Technology, Engineering and Mathematics).

Capeans ha explicado que esta investigación nació de la preocupación por el fomento de las vocaciones en el ámbito científico, técnico y matemático, ya que el número de alumnos que optan por estos itinerarios formativos disminuye año tras año.
Según la FECYT, esta disminución del interés científico-técnico afecta a la competitividad de la industria y la economía, y dificulta el desarrollo de programas de investigación e innovación.

El estudio ha expuesto a más de 2.500 alumnos de ESO, justo antes de tomar su decisión de seguir unos estudios formativos STEM o no STEM, a dos actividades de divulgación organizadas por CosmoCaixa y la FECYT en Barcelona y Madrid.

Después, evaluaron mediante una encuesta, el impacto en el interés por estudiar STEM que tuvieron las actividades en los alumnos que las realizaron y los que no las hicieron.

Un 5,63 % se decantó por estudios técnico-científicos, aunque las actividades tuvieron un mayor impacto entre estudiantes procedentes de entornos más desfavorecidos, “reduciendo así la brecha social entre niveles socioeconómicos”, han destacado los autores.

Entre los alumnos de clases más desfavorecidas creció la vocación científica en el 9,5 %.

El estudio también constató que las acciones de divulgación no logran impactar tanto en las chicas como en los chicos y que influyen más en aquellos estudiantes con peor rendimiento académico, ya que un 12,8 % más de estos alumnos optarían por estudios STEM.

El trabajo también concluye que tener referentes profesionales o amigos en el ámbito STEM y percibir la utilidad social de la ciencia impactan positivamente y ayudan a crear vocaciones.

Las conclusiones del estudio, que se aplicarán a la tarea divulgativa de la FECYT y la Obra Social La Caixa, apuntan a la necesidad de que los alumnos visualicen las profesiones STEM como una opción de futuro satisfactoria y que tengan una mayor información y orientación respecto a estos estudios.

Para un 44 % de los alumnos, la orientación recibida en sus centros escolares era “poca o nula” de cara a decidir su futuro.

El estudio demuestra que transmitir la utilidad social de la ciencia y mostrar modelos de referencia en las salidas profesionales aumenta un 10 % el interés por los estudios científico-técnicos. EFEFUTURO
(Sin votaciones)
Cargando…