Inicio / Ciencia / El astronauta Walter Cunningham cree que la NASA es un reflejo de lo poco que arriesga la sociedad

El astronauta Walter Cunningham cree que la NASA es un reflejo de lo poco que arriesga la sociedad

El astronauta Walter Cunningham ha dicho durante el Festival Starmus que se celebra en Tenerife, que, por desgracia, en la sociedad actual falta motivación para avanzar y opinó que el actual programa espacial de NASA es un reflejo de lo poco que se arriesga.

El astronauta del Apolo 7 Walter Cunningham durante la charla 'La exploración y la oportunidad de participar en una aventura arriesgada', en la tercera sesión del II Festival Starmus que se celebra esta semana en la isla de Tenerife. EFE/Cristóbal García

Aseguró que con las misiones Apolo se tuvo valor y fortuna y quienes participaron en ellas tenían miedo a lo desconocido, algo que, afirmó, funciona muy bien, y se dirigió a los jóvenes para que se comprometan.

Walter Cunningham no quiso hablar del espacio, sino de los aspectos psicológicos y motivadores que inspiraron la carrera espacial y que, a su juicio, los segundos fueron el motor que les llevaron al éxito, y agregó que ahora habla de los “viejos buenos tiempos“.

Cunningham, de la misión Apolo 7, indicó que con esas misiones se exploró una nueva frontera, y comparó esos viajes con los del siglo XVI por mar, cuando desde Europa se buscaba la grandeza.

Recordó que en 1590 Magallanes dijo que se iba a emprender la aventura para poder conquistar lo desconocido, y eso, destacó el astronauta estadounidense, fue el primer viaje alrededor de la Tierra.

Y en el siglo XX se quiso cruzar el cielo, comentó Cunningham, quien aseguró que en Apolo 7 tenían miedo a fallar, no temor a lo que pasaría, e insistió en que ni siquiera se plantearon el fracaso, en un momento en el que no querían perder en una carrera, la espacial, que era un “todo o nada”.
Hace 55 años se hablaba de catástrofes en los viajes espaciales y daños en los órganos, pero en 1961 el presidente Kennedy anunció que en diez años América del Norte iría a la Luna y se regresaría, pero no porque fuese fácil o difícil, sino porque se quería correr el riesgo, afirmó Walter Cunningham.

La actitud de no pensar en el fracaso llevó a superar todos los obstáculos y conseguir algo que es un orgullo para todos los humanos, señaló Cunningham, quien reconoció que para la carrera espacial se precisa disponer de recursos económicos, tecnología y voluntad de querer hacerlo.

Walter Cunningham reconoció que cuando se convirtió en astronauta había otras personas muy cualificadas que no lo consiguieron y aseguró que no siguió esa profesión por dinero, ya que cuando entró en NASA cobraba 13.000 dólares al año y cuando salió 25.000, y además perdió amigos que fallecieron en vuelos espaciales.

En el programa Apolo había competición, avances tecnológicos y también se corrían riesgos y se avanzó en el conocimiento en muchos campos, subrayó Walter Cunningham, quien opinó que no eran como robots, sino personas comprometidas.

Para este astronauta y físico, en la época de Apolo, la sociedad se sintió bien consigo misma y era una aventura que lanzó al mundo un mensaje de que no se aceptaban límites.

Como astronautas se consiguió llegar pero el éxito es conjunto de 400.000 personas, de ingenieros, científicos, hombres de negocios que aceptaron los desafíos, y ese equipo cambió la manera que había de entender el mundo, añadió.

Opinó que la NASA en la actualidad busca seguridad y su programa espacial tal vez sea un reflejo de lo poco que arriesga la sociedad, y afirmó que la exploración no trata de eliminar los riesgos, sino de gestionarlos.

Walter Cunningham criticó que las decisiones se dejen en manos de políticos, quienes, afirmó, tratan de permanecer, y no asumen riesgos, y añadió que cuando se explora lo desconocido no se puede garantizar la seguridad, por lo que los exploradores estén “dispuestos a morir” o no lo lograrán. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…