Inicio / Ciencia / El ‘baile’ estelar más rápido del cosmos

El ‘baile’ estelar más rápido del cosmos

Un equipo internacional de científicos ha hallado un nuevo púlsar -estrella de neutrones- que tarda en completar su órbita tan sólo 93 minutos, tiempo en el que rota sobre sí mismo casi 2.800.000 veces, lo que lo convierte en uno de los objetos más veloces del cosmos, según publica Science.

Esta nueva estrella de neutrones ha sido bautizada como PSR J1311-3430 y se trata del primer púlsar hallado a través de su emisión de rayos gamma, ha informado hoy el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que participa en el estudio.

Los resultados de este trabajo se han obtenido a partir de observaciones del telescopio Fermi durante cuatro años.
PSR J1311-3430 está situado en la constelación del Centauro y forma parte de un sistema binario -dos estrellas vinculadas gravitatoriamente, que giran alrededor de un centro de masas-.

El púlsar y su estrella acompañante se encuentran a una distancia de 520.000 kilómetros y el púlsar, al igual que la Tierra, gira alrededor de la estrella (93 minutos) y sobre sí mismo.

Según los cálculos de los autores de este estudio, liderado por investigadores del Instituto Max Planck, en Alemania, este púlsar rota casi 2.800.000 veces sobre sí mismo.

Así, éste se ha convertido en la estrella de neutrones de un sistema binario con el período orbital más corto medido hasta la fecha y uno de los objetos celestes más veloces del cosmos.

A este tipo de sistemas binarios se les conoce popularmente como ‘viudas negras’, debido a que, durante el ‘baile’ que ejecutan el púlsar y su estrella acompañante, una va haciendo desaparecer a la otra.

Y es que el calor que genera el púlsar por la radicación periódica provoca el aumento de temperatura y la paulatina vaporización de la segunda estrella, hasta su desaparición, ha detallado a Efe Daniela Hadasch, del Instituto de Ciencias del Espacio (centro mixto del CSIC y del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña).

“El púlsar se va a quedar sólo, como la araña hembra después de devorar al macho tras el apareamiento”, ha indicado.

Este tipo de hallazgos podría arrojar luz sobre el origen y evolución de estos raros púlsares y permiten ahondan en el conocimiento del universo, según la investigadora.
(Sin votaciones)
Cargando…