Inicio / Ciencia / El bloqueo energético de un tumor podría potenciar el efecto de la quimioterapia

El bloqueo energético de un tumor podría potenciar el efecto de la quimioterapia

El bloqueo energético de los tumores podría mejorar notablemente el efecto de las terapias anticancerígenas con taxol, un compuesto derivado de la corteza del tejo usado eficazmente en la quimioterapia.

Así lo afirma un estudio recogido en la revista Nature Cell Biology dirigido por el científico del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), Marcos Malumbres.


Desde hace nueve décadas se sabe que las células del cáncer se vuelven adictas a la glucosa, que utilizan como fuente de energía para crecer y desarrollarse, pero hasta ahora no se conocía ninguna estrategia terapéutica que aprovechara de forma eficaz esta necesidad energética especial.


Así, lo que los investigadores han descubierto es que el bloqueo de la glicolísis -el mecanismo molecular que permite extraer la energía de la glucosa- es muy dañino en la división y reproducción de células tumorales.


De este modo, una actuación específica sobre esta particularidad energética podría hacer más efectivo el tratamiento del cáncer en combinación con agentes quimioterapéuticos como el taxol, que evita que las células cancerígenas se dividan de manera incontrolada e ilimitada.


Los investigadores ya habían observado que las necesidades de glucosa de las células tumorales tratadas con taxol eran aún mayores que las de las células tumorales que no recibían este tratamiento.



Beneficios de la Inhibición


Partiendo de esta base, la inhibición de la capacidad de estas células de absorber glucosa debería potenciar el efecto anticancerígeno de los fármacos con taxol, ya que las células tumorales morirían de inanición al no poder obtener energía para hacer sus funciones vitales.


Los científicos han usado modelos celulares de cáncer de mama y ratones donde mostraron que, efectivamente, los fármacos como el taxol son más eficientes cuando se combinan con inhibidores de PFKFB3 que eliminan la capacidad de las células de metabolizar la glucosa.




“Se ha discutido frecuentemente el valor terapeútico de inhibir la absorción de glucosa aunque no se había propuesto todavía un escenario celular adecuado para su uso clínico. Nuestros resultados sugieren que los inhibidores pueden ser muy eficientes en combinación con fármacos como el taxol”, explica Malumbres.



El taxol ha representado “una de las mayores revoluciones en la historia de la quimioterapia de los últimos 25 años”, y en la actualidad taxanos como el paclitaxel y el docetaxel forman parte del tratamiento estándar en algunos cánceres como pulmón, mama y ovario.


Según este equipo de CNIO, el futuro se dirige a “definir aquellos grupos de pacientes con estos u otros tumores en los que potenciar el efecto de la quimioterapia mediante el bloqueo energético del tumor”.


En este trabajo han colaborado también investigadores del Centro de Investigaciones Biológicas (CIB), del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, y de las universidades Complutense, Santiago de Compostela y Boston.EFE

(Sin votaciones)
Cargando…