Inicio / Ciencia / El Hespérides vuelve con estudios sobre calentamiento global y nuevos fármacos

El Hespérides vuelve con estudios sobre calentamiento global y nuevos fármacos

El Buque de Investigación Oceanográfica (BIO) “Hespérides” ha regresado hoy a su base en Cartagena, tras 6 meses en el Antártico, donde ha desarrollado, entre otros, proyectos científicos relacionados con los efectos del calentamiento global en los parásitos de los pingüinos o la búsqueda de elementos naturales para fabricar nuevos fármacos.

El BIO Hespérides (d) navega junto al BIO Las Palmas momentos antes de atracar en el muelle Juan de Borbón del Arsenal de Cartagena tras finalizar la Campaña Antártica 2012-2013. EFE/Juan Francisco Moreno
El buque, el único español con capacidad para efectuar investigaciones científicas multidisciplinares en todos los mares y océanos del planeta, ha llevado a cabo una doble misión de “apoyo a las bases científicas” españolas en la Antártida (Gabriel de Castilla y Juan Carlos I), y de traslado de científicos para desarrollar diversas investigaciones, según ha señalado su comandante, Jaime Cervera.

Durante los 6 meses y 9 días que ha durado la campaña, el “Hespérides” ha participado en 21 proyectos científicos, 6 de ellos íntegramente a bordo del buque, 12 en las bases españolas y otros 6 en bases de otros países como Bulgaria o Chile, según ha explicado la jefa de departamento de la dirección general de Investigación Científica y Técnica, y responsable de los proyectos científicos del buque, Lourdes Armesto.

Entre los proyectos que se han llevado a cabo, Armesto ha destacado el relacionado con la búsqueda y recogida de productos naturales marinos que no se hallan en ninguna otra zona del mundo, y que podrían servir para desarrollar nuevos fármacos.

Otro de los proyectos desarrollados está relacionado con el calentamiento global y los efectos que el cambio climático tiene sobre determinados parásitos que viven en los pingüinos, así como los efectos que la presencia de seres humanos en la zona está provocando en ellos.

Por otra parte, el buque ha tomado mediciones de movimientos sísmicos y cambios de temperatura en la isla volcánica de Decepción, así como muestras de los suelos que se hielan y deshielan a lo largo del año para observar los efectos del cambio climático, entre otros proyectos.

En su tránsito de vuelta a España, el “Hespérides” ha realizado estudios en aguas chilenas en las que en 2007 se produjo un tsunami, con la intención de predecir esos fenómenos de cara al futuro, y ha llevado a cabo investigaciones sobre la absorción de dióxido de carbono en aguas atlánticas.
En los próximos meses, los investigadores analizarán a fondo las muestras y datos recogidos durante la campaña para poder establecer conclusiones concretas sobre los ámbitos estudiados.

El “Hespérides” permanecerá ahora en su base de Cartagena, donde se pondrá a punto, y no está previsto que participe en ningún otro proyecto durante este año.

De cara a la próxima campaña antártica, la que sería la vigésima del buque, Armesto ha insistido en que aún no está planificada, si bien la intención tanto del Gobierno como de la Armada es que se pueda desarrollar en condiciones similares a la de este año.

A principios de junio, ha indicado, se celebrarán reuniones de evaluación de la campaña, y más tarde se comenzará a trabajar en los proyectos de cara a la próxima temporada.

En cuanto a las dos bases españolas en la Antártida, el Gobierno también tiene la intención de mantenerlas en funcionamiento, ha señalado, dado que el país tiene “compromisos internacionales” de investigación en la zona , y contar con esas bases y sus grupos científicos es “un lujo” y algo “fundamental” de cara a esos acuerdos.

El “Hespérides”, que desarrolló su primera campaña antártica en 1991, ha recorrido este año un total de 26.200 millas, una distancia superior a una vuelta al mundo, ha llegado a permanecer 46 días sin tocar tierra y ha soportado tempestades con vientos de hasta 120 kilómetros por hora, ha indicado Cervera.

A pesar del intenso frío y las condiciones extremas de trabajo, con jornadas muy prolongadas y sin apenas descansos, el viaje ha transcurrido sin ningún incidente destacable, ha señalado. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…