Inicio / Ciencia / El Centro de Medicina Regenerativa se queda con los proyectos de Izpisúa

El Centro de Medicina Regenerativa se queda con los proyectos de Izpisúa

Los 21 proyectos que el ex director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona Juan Carlos Ipzisúa tenía como investigador principal se quedarán en el CMRB, ha explicado a Efe el nuevo director del centro, Ángel Raya, que prevé su ampliación para que pase de 8 a 25 investigadores.

El investigador Juan Carlos Izpisúa. Foto de archivo. EFE/MORELL

En una entrevista con Efe, el científico, especialista en células madre y que tiene su grupo investigador en el Instituto de Bioingenieria de Cataluña (IBEC), ha asegurado que es habitual que cuando un investigador cambia de centro y sus proyectos se han concedido a éste “si el centro reúne las condiciones adecuadas en personal y recursos, se pida un cambio de investigador principal”.

Es lo que se está haciendo con los proyectos que lideraba Izpisúa, que cesó como director del CMRB el pasado enero, tras 9 años de gestión “personalista” que la Generalitat quiere cambiar.

Según Raya, Izpisúa, que trabaja en el Instituto Salk de San Diego (EEUU), no ha puesto ningún inconveniente en hacer los cambios de investigador principal y que los proyectos ya financiados se queden en el CMRB a nombre de otro científico.

“Se están tramitando los cambios de adscripción, pero él ha firmado sin problemas estos cambios”, ha señalado Raya, que reconoce que desde que Izpisúa cesó en su cargo no ha hablado con él.

Raya, que fue el coordinador científico del CMRB, ha reconocido que sí “están en estudio legal” algunas de las patentes que el ex director del centro obtuvo en Barcelona para ver cómo se reparte la propiedad intelectual.

Ángel Raya ha revelado que dentro de un mes tendrá acabado el plan de viabilidad del CMRB que le ha encargado el patronato del centro, formado por la Generalitat, el Gobierno central y varias universidades.

Unas semanas más tarde también presentará un plan de futuro “ambicioso”, que prevé un crecimiento del CMRB para que pase de las 39 personas que emplea actualmente, ocho de ellos investigadores, a unas 70, con 25 investigadores, que es la capacidad física actual que tiene el CMRB.

Raya ha señalado que además de los 21 proyectos financiados que se quedarán en el centro, el CMRB tiene en marcha otras investigaciones que aún no cuentan con financiación.

“Unas podrán continuar y otras no, siempre dependiendo del criterio científico”, ha asegurado Raya, que explica que el encargo que ha recibido es rediseñar “un nuevo modelo de CMRB a varios niveles”.

“De entrada, ya no será un centro enfocado para un sólo investigador principal con una serie de investigadores postdoctorales, sino un centro con varios grupos y líneas de investigación”, ha avanzado Raya, que se propone que el CMRB, que tiene un presupuesto de unos 4,5 millones anuales, sea “sostenible económicamente y se gestione de una forma eficaz”.

También cambiará “la misión y las líneas de investigación” que se dirigirán más hacia una aplicación clínica de los avances y descubrimientos, y no tanto a la “ciencia básica”.

Ángel Raya ha avanzado que, “aunque todavía es aventurado decir si tendrán éxito”, el CMRB tiene adelantada una investigación puntera sobre la regeneración del riñón “y tenemos otras áreas nuevas que se están explotando”.

Sobre si compaginará su labor investigadora en el IBEC y la dirección del CMRB, Raya ha afirmado que “lo que me han encargado es dirigir la fase de transición, hacer un plan de viabilidad y un plan de futuro para saber adonde vamos a ir”, por lo que aún no se ha planteado nada más a nivel profesional.

“El nuevo foco principal del centro va a ser acercar todo el conocimiento generado a tratamientos que mejoren a la calidad de vida de las personas”, ha dicho Raya, que es partidario de dar entrada en las investigaciones a empresas privadas e industrias farmacéuticas desde fases más iniciales de las investigaciones.

“Como los recursos son limitados y cuesta encontrar fuentes de financiación, invitaremos a cualquier actor interesado para que participe, incluyendo entidades privadas, y a que lo hagan no en las fases finales del proceso, sino antes, para que contribuyan al avance científico y a la sostenibilidad del sistema”, ha argumentado Raya, nacido en Argamasilla de Calatrava (Ciudad Real) en 1966.

El científico ha defendido el modelo personalista que aplicó Izpisúa en la gestión del CMRB “porque ese era el papel que le encomendaron y se aprovecharon las ventajas de la talla científica de Juan Carlos, que dio al CMRB visibilidad inmediata y resultados a corto plazo, unas ventajas que se han demostrado”.

“Ahora toca un cambio de modelo”, ha dicho el profesor Raya, preocupado por que, pese a los importantes avances científicos, “no vemos que tengan un resultado ni a medio ni a corto plazo en beneficio de los pacientes, y creemos que eso es posible”. EFE

fjn/hm
(Sin votaciones)
Cargando…