Inicio / Ciencia / El consumo moderado de cerveza es bueno para la salud, según un estudio

El consumo moderado de cerveza es bueno para la salud, según un estudio

El consumo moderado de cerveza es positivo para la salud, contribuye a reducir los índices de colesterol, tiene un efecto cardioprotector, mejora el sistema inmunológico y no provoca aumento de peso.

cerveza y deporte

EFE/Geoff Caddick

Así se desprende del estudio “Consumo moderado de cerveza. Estudio nutricional e inmunológico en humanos y en animales de experimentación” que ha elaborado el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS).

El estudio se ha presentado este mediodía en el Congreso de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) que se celebra en el recinto de L’Hospitalet de Fira de Barcelona.

La responsable del estudio y del Grupo de Inmunonutrición del Departamento de Metabolismo y Nutrición del Instituto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Nutrición del CSIC, Ascensión Marcos, ha explicado en declaraciones a Efe que “el estudio se basa siempre en personas sanas que hagan un consumo moderado de cerveza, que sería de una lata de 33 centilitros al día en las mujeres y dos en los hombres”.
El estudio incluye los beneficios de la cerveza sin alcohol “que son los mismos que la bebida con alcohol”.

El trabajo indica que la cerveza, al estar elaborada con ingredientes naturales (agua, cebada malteada y lúpulo) y contener diversos nutrientes como vitaminas del grupo B, fibra y minerales, consumida de forma moderada por adultos sanos, mejora la respuesta inmune contra patógenos externos, es decir, los agentes responsables de desarrollar enfermedades infecciosas.

También se ha observado un incremento de los leucocitos (glóbulos blancos) y linfocitos, en especial de los linfocitos T, unas células inmunológicas que ayudan a destruir microorganismos invasores, protegen al cuerpo de bacterias específicas, destruyen virus, responden a tejidos extraños como los trasplantes y, además, actúan como reguladores del sistema inmunológico.

“El aumento de linfocitos T muestra que el consumo moderado de cerveza, en adultos sanos, puede mejorar la respuesta inmune de nuestro organismo”, según Marcos.
También se ha contrastado una mejora significativa de hematíes, hemoglobina y hematocrito, con mayor relevancia en las mujeres que en los hombres.

La falta de estos parámetros ocasionaría en nuestro organismo falta de hierro y vitaminas del grupo B, es decir, anemia.

El estudio se ha realizado en adultos sanos que, durante un mes, no consumieron ninguna bebida alcohólica y, el mes siguiente, consumieron cerveza de forma moderada.

Según Ascensión Marcos, “la cerveza es una bebida compuesta por tres ingredientes naturales, que contiene muy poco alcohol y sólo aporta 45 calorías por 100 mililitros, por lo que era un buen punto de partida para determinar la alteración de los valores antropométricos, ya que un consumo moderado de cerveza no aumenta significativamente el número de calorías ingeridas”. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…