Inicio / Ciencia / El CSIC frena un ensayo clínico sobre el Alzhéimer por falta de financiación

El CSIC frena un ensayo clínico sobre el Alzhéimer por falta de financiación

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha denunciado hoy que no ha podido poner en marcha el ensayo clínico en fase III de un fármaco contra el Alzhéimer por falta de financiación, un medicamento del que, en ratones, ya se ha probado que aumenta la capacidad de aprendizaje.

El CSIC, la Fundación General CSIC y la Obra Social "la Caixa" presentan los Proyectos Cero en Envejecimiento y los retos en este campo. Foto cedida por estos organismos.
Así lo ha señalado la investigadora del CSIC en el Instituto de Química Médica Ana Martínez Gil, en una rueda de prensa en la que se han analizado los retos científicos y sociales para el envejecimiento y que ha sido organizada por este organismo público, por la Obra Social “la Caixa” y por la Fundación General CSIC.
Según Martínez, el CSIC ya probó en modelos animales que el fármaco -denominado Tideglusib-, además de aumentar la capacidad de aprendizaje, frena la muerte neuronal y disminuye la inflamación cerebral.

Estos resultados se publicaron en 2009 en la revista Neurobiology of Aging.

El fármaco ha superado la fase I -se ha demostrado su seguridad probándolo en voluntarios sanos- y la fase II -se ha probado la seguridad esta vez en 350 pacientes con Alzhéimer y han comenzado a aparecer “leves signos de su eficacia”-, ha constatado Martínez.

Sin embargo, ha lamentado, “estamos parados aquí” y es necesario avanzar en un ensayo clínico en el que se recluten a 1.500 pacientes de varios países para comprobar la eficacia del fármaco en humanos (éste debía haber arrancado a finales de 2012).

“España no se libra de la crisis” y hace falta “perseverancia y apoyo financiero”, ha remachado esta investigadora.

Martínez, quien no ha querido especificar la cantidad necesaria para llevar a cabo un ensayo de estas características, ha indicado que el CSIC está en conversaciones con la administración, sin embargo ha recordado que ésta suele dar su apoyo en las primeras fases y son los laboratorios los que tienen que financiar los ensayos clínicos en fase III y IV (cada fármaco pasa por 4 fases).

“Llega un momento en que necesitamos a una compañía farmacéutica o un nuevo modelo de compañía”, ha dicho (fuentes del CSIC han confirmado que también están en contacto con distintas farmacéuticas).

No obstante, si hubiera voluntad de los neurólogos en los hospitales públicos españoles y de las administraciones autonómicas este ensayo se podría programar al menos en España, ha apuntado.
De cumplirse el calendario y probarse la eficacia, este fármaco podría estar en tres años en el mercado.

En la rueda de prensa se ha presentado el estado de los Proyectos Cero en Envejecimiento que otorga la Fundación General CSIC.

Estos se dieron el año pasado y están financiados con un millón de euros por la Obra Social “la Caixa”.

Uno de estos proyectos pretende aplicar sistemas BCI (Brain Computer Interface) al entrenamiento cognitivo y al control domótico para prevenir los efectos del envejecimiento.

Se trata, según Roberto Hornero de la Universidad de Valladolid, de usar la actividad cerebral para controlar dispositivos, como el ratón del ordenador o televisor.

Otro de los proyectos está dirigido por Joan Subirats, de la Universidad Autónoma de Barcelona, y pretende reforzar la participación de estas personas en el proceso de elaboración y ejecución de políticas públicas para promover el envejecimiento activo.

Además, hay una iniciativa para diseñar videojuegos, otra sobre pensiones y educación y una sobre biomateriales para modular la inflamación producida por la degeneración macular asociada a la edad. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…