Inicio / Ciencia / El genoma de los antiguos siberianos revela proximidad con nativos americanos

El genoma de los antiguos siberianos revela proximidad con nativos americanos

El “borrador” de la secuencia genética de los restos de dos individuos del centro-sur de Siberia de hace 24.000 y 17.000 años revela una proximidad con los euroasiáticos y los nativos americanos de hoy en día, aunque no con los asiáticos del este, según un estudio publicado en la revista “Nature”.

Imagen de archivo de un laboratorio científico. EFE/Angelika Warmuth

Estos hallazgos ayudan a comprender cuáles podrían ser los orígenes de los nativos americanos, de acuerdo con investigadores de la Universidad de Copenhague, autores del estudio.

Saber quiénes fueron los antepasados de los primeros americanos es aún un tema polémico y, si bien los nativos americanos parecen ser más cercanos genéticamente a los asiáticos del este, no existe un consenso en la comunidad científica respecto a cuáles son las poblaciones específicas del viejo mundo con las que están más relacionados.

Para establecer esas similitudes, un grupo de expertos de la Universidad de Copenhague, liderados por Eske Willerslev, realizó la secuencia genética de un espécimen humano joven de hace 24.000 años (MA-1), hallado en una zona del sur y del centro de Siberia.
Según el estudio, el hallazgo representa lo que podría ser el genoma humano moderno anatómicamente más antiguo hasta la fecha.

Los expertos consideraron que el ADN mitocondrial de ese espécimen (MA-1) es lo más cercano a lo que se tiene de los cazadores-recolectores del Paleolítico Superior y del Mesolítico.

El estudio refleja que el cromosoma “Y” de ese espécimen pertenece a un linaje que precede a los euroasiáticos occidentales de hoy en día.

Además, el grupo de científicos encontró que ese cromosoma es cercano a las raíces de la mayoría de los linajes de los nativos americanos y que, en cambio, no tiene una afinidad cercana con los asiáticos del este.

Alrededor de entre un 14 y un 38 % de los antepasados de los nativos americanos podrían haberse originado de este elenco de euroasiáticos occidentales, con la proporción restante originándose de las poblaciones del este de Asia, según esto.

El estudio indica que esto podría explicar por qué varios cráneos hallados de los primeros americanos tenían características que no guardan similitudes con otras propias de los asiáticos del este.
En la secuencia genética de otro individuo del centro-sur de Siberia, de hace 17.0000 años, los expertos observaron rasgos genéticos similares a los del espécimen MA-1.

Ello sugiere, de acuerdo con la publicación, que esa región podría haber sido continuamente ocupada por humanos a lo largo del Último Máximo Glacial, la época de máxima extensión de las capas de hielo durante el último período glacial, hace unos 20.000 años. EFEfuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…