Inicio / Ciencia / El lirón enano desapareció de Iberia 4 millones de años después de lo pensado

El lirón enano desapareció de Iberia 4 millones de años después de lo pensado

EFEFUTURO.- Investigadores de la Universidad del País Vasco han descubierto que el lirón enano, una especie que se creía desaparecida de la Península Ibérica hace al menos 4,5 millones de años, al inicio del Plioceno, habitaba aún estas latitudes a comienzos del Pleistoceno Superior (entre 125.000 y 10.000 años atrás).

Imagen cedida por la Universidad del País Vasco. EFE

Según explica la UPV/EHU en una nota, en la actualidad el lirón enano (Muscardinus avellanarius) habita en la práctica totalidad de Europa, pero sigue ausente de la Península Ibérica, lugar donde paradójicamente se encontraron sus primeros restos, datados en el Mioceno (hace entre 23 y 5 millones de años).
Desde este momento, el registro fósil de la especie se mantiene constante en la península hasta lo que se creía su desaparición a inicios del Plioceno (al menos hace 4,5 millones de años).

Sin embargo, los investigadores de la Universidad Vasca han localizado recientemente en el yacimiento guipuzcoano de Lezetxiki (Arrasate) unos dientes de este lirón datados en el Pleistoceno Superior (entre 125.000 y 10.000 años), un hallazgo que ya ha sido publicado en la prestigiosa revista científica “Quaternary Science Reviews“.

Actualmente, la presencia del lirón enano está habitualmente ligada a la existencia de avellanos, aunque puede hallarse en diversos tipos de bosque.

Debido a su pequeño tamaño y a que raramente desciende de los árboles, es una especie difícil de cazar para las aves rapaces, “por lo que su presencia en los depósitos suele ser exigua“.

La nota de la UPV/EHU explica que la información paleoecológica aportada por los restos de lirón enano hallados en Lezetxiki confirma las conclusiones del análisis del conjunto microfaunístico identificado en los mismos niveles y que el clima de esa época era parecido al actual, de modo que el entorno de la cueva estaría dominado por un paisaje boscoso.

Lezetxiki es conocido internacionalmente por ser uno de los pocos yacimientos de la cornisa cantábrica en el que se han localizado restos humanos, así como abundantes fósiles de fauna. Uno de los más destacados fue un fragmento de la mandíbula inferior de uno de los últimos ejemplares europeos de macaco (Macaca sylvanus), así como los primeros restos del ratón de los abedules (Sicista betulina) encontrados en la Península Ibérica. EFEFUTURO

 
(Sin votaciones)
Cargando…