Inicio / Ciencia / El Museo Arqueológico Nacional, el mejor de Europa y del mundo

El Museo Arqueológico Nacional, el mejor de Europa y del mundo

Tras seis años de obras y 65 millones de euros invertidos, el Museo Arqueológico Nacional (MAN) afronta su reapertura al público con la intención de ser durante los próximos años “el mejor museo de arqueología de Europa y, por lo tanto, del mundo”, según asegura su director, Andrés Carretero.

El director del Museo Arqueológico Nacional (MAN), Andrés Carretero, durante la entrevista con Efe con motivo de la reapertura al público del museo el próximo 31 de marzo tras seis años de obras y 65 millones de euros invertidos. EFE/Fernando Alvarado

El próximo 31 de marzo, el MAN volverá a abrir sus puertas después de haber permanecido cerrado dos años y medio y lo hará no como un museo reformado, sino como uno “totalmente nuevo”, explica a Efe Carretero: “No queda nada del antiguo Arqueológico, excepto sus colecciones”.
Y es que las obras han rehabilitado desde los cimientos hasta las cubiertas, han aumentado los espacios públicos en un 44 por ciento, que han sido repartidos en 40 salas, han ampliado su superficie de 19.280 a 23.303 metros cuadrados y han eliminado las barreras arquitectónicas, además de dotar de nuevos equipamientos e instalaciones a todas las dependencias del museo.

Pero no se trata solo de una rehabilitación arquitectónica, ya que, indica el director del MAN, ya no es “un museo de objetos sino de conceptos”, en el que ha desaparecido “la narración plana que recordamos para dar paso a conceptos apoyados en las más recientes investigaciones científicas”.

Por ello, en el nuevo museo, cada unidad ha sido ideada como un conjunto en el que se contempla el objeto arqueológico en sí, apoyado por mapas en los que aparece la distribución geográfica, una ilustración para contextualizar y un texto corto consistente en “títulos sugerentes para atraer la atención del público”.

Todo ello apoyado con 55 audiovisuales a lo largo de la exposición, en los que se ha ideado un montaje muy original, explica Carretero: “Queríamos huir de la imagen real, por lo que hemos recurrido a imágenes en 3D y a dibujos animados realizados a partir de la iconografía de cada período histórico”.

Son representaciones de personas, animales, objetos y otros motivos que aparecen en las piezas que se muestran en cada sala y que cobran vida como dibujos animados.

Además del público “fiel”, el Museo Arqueológico quiere abrirse a nuevos segmentos, de tal forma que Carretero espera que “como mínimo se doble” el número de visitantes, situado en los últimos años entre 200.000 y 250.000 personas.
Así, se han planificado actividades para familias y se han diseñado líneas de actuación para acercarse al turista extranjero, de tal forma que todo la exposición es bilingüe, además de programarse la “teatralización de momentos históricos” con actores a lo largo de los recorridos y ciclos de conferencias y congresos.

Además de la exposición permanente, el MAN acogerá muestras temporales, la primera de las cuales será la del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, recuperado hace dos años tras una larga batalla legal contra la empresa estadounidense Odyssey y que se encuentra en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua) de Cartagena.

Una exposición para la que todavía no hay fecha concreta, aunque será este año, y en la que ambos museos trabajan ya.
Fundado en 1867 por Isabel II, el Museo Arqueológico conserva importantes piezas prehistóricas, egipcias, etruscas y fenicias, aunque sus tesoros más importantes son las obras íberas, romanas, hispanomusulmanas y visigóticas, como es el caso de la “Dama de Elche”, considerada una obra maestra del arte ibérico.

La “estrella” del MAN en el nuevo museo está “casi” en el mismo sitio, pero de una forma “completamente diferente”, explica Carretero, “ya que ahora tiene un eje de visión desde todo el ala norte del museo, de tal forma que desde que entras la estás viendo. Además, se ha montado una leve escenografía, con una gran pared de estuco rojo, que la hace destacar desde la lejanía”.

Desde un punto estratégico, se contempla la “Dama de Elche” junto a las tres otras importantes damas íberas que se conservan, las “cuatro joyas” del MAN, según Carretero.

Muy satisfecho del resultado conseguido tras estos años de trabajos, es consciente de la suerte que tuvieron en que las obras ya estuviesen adjudicadas antes de que estallara la crisis económica, con un presupuesto que “se ha ajustado al céntimo” y en un proyecto de rehabilitación que compartieron todos los equipos ministeriales desde que se encargó el primer estudio, en 2000. EFEFuturo
(Sin votaciones)
Cargando…