Inicio / Ciencia / El Museo de Historia Natural de Londres recrea la prehistoria de Gran Bretaña

El Museo de Historia Natural de Londres recrea la prehistoria de Gran Bretaña

El Museo de Historia Natural de Londres expone la reconstrucción más completa de la prehistoria en Gran Bretaña, donde se han hallado las huellas humanas más antiguas de Europa y los primeros hombres datan de hace casi un millón de años.

Combo de imágenes facilitadas por el Museo de Historia Natural de Londres que muestra una de las herramientas de piedra más grandes encontradas en Europa, que data de hace unos 400.000 años; la reconstrucción de un modelo de Homo Neardental, y parte de un cráneo que se usaba como taza encontrado en la cueva de Gough (Gran Bretaña), de 14.700 años de antigüedad, que forman parte de la exposición que el museo inaugura este jueves. EFE/

Más de 200 piezas, como fósiles, herramientas, cráneos y maquetas de humanos y animales prehistóricos, recrean el hábitat de los primeros habitantes de esta región del norte de Europa durante el Paleolítico y el Mesolítico.

“Gran Bretaña: un millón de años de historia humana” es fruto de una década de investigación de medio centenar de expertos, que entre otros hallazgos presentan las huellas humanas más antiguas conocidas hasta ahora fuera de África, de unos 800.000 años de edad, descubiertas en la costa de Norfolk, en el este de Inglaterra.
Este descubrimiento, hecho público la semana pasada, prueba que la ocupación prehistórica del Reino Unido comenzó hace 900.000 años, 400.000 años antes de lo que se pensaba.

La muestra, que se inaugura este jueves, es un “viaje a través del tiempo en Gran Bretaña que nos traslada a casi un millón de años atrás”, según dijo hoy a Efe una portavoz del museo durante la presentación.

Casi una decena de salas del imponente Museo de Historia Natural recrean la forma de vida de los primeros asentamientos en territorio británico, localizados sobre todo en el sureste, entonces unido a la Europa continental.
Las piezas estrella son dos reconstrucciones a escala natural de un Homo Neandertal, especie que sobrevivió entre 230.000 y 28.000 años atrás, y un Homo Sapiens, última rama de la evolución fechada hace unos 190.000 años, que han sido elaboradas específicamente para esta exposición.

Ambas recreaciones son las más realistas y científicamente precisas hechas hasta hoy y representan un modelo Neandertal masculino, creado sobre un esqueleto descubierto en Bélgica, de unos 20 años, y un modelo de Homo Sapiens masculino de 50 años.
La muestra recoge además utensilios de caza elaborados en piedra hace unos 700.000 años y esqueletos descubiertos en la cueva de Gough (Inglaterra), que evidencian prácticas de canibalismo hace 14.700 años.

Destacan también en los expositores cráneos fragmentados que los hombres del Paleolítico usaban como tazas para ingerir líquidos.

Dos dientes incisivos y un hueso de tibia pertenecientes a una especie humana que vivió hace entre 600.000 y 250.000 dejan constancia de las primeras pruebas encontradas, en la década de los 90, sobre los asentamientos humanos en la región.

Las investigaciones determinaron que eran seres inteligentes, capaces de moldear piedra con sus manos y con habilidades para cooperar en grupo y descuartizar grandes animales.

La región británica que hoy conocemos fue en la era prehistórica el hábitat de grandes animales como hipopótamos, que nadaban por el río Támesis, y también mamuts y rinocerontes, que paseaban por lo que hoy en día es Trafalgar Square.

La exposición compara además el ADN de los primeros pobladores con la ascendencia genética de figuras conocidas en el Reino Unido como el presentador de televisión y cómico Clive Anderson o la antropóloga Alice Roberts.

El director de la investigación sobre los humanos prehistóricos en Gran Bretaña y también experto del Museo de Historia Natural Chris Stringer comentó hoy en la presentación que la región británica “tiene uno de los registros sobre los comienzos de la historia humana más ricos del mundo, pero más subestimados”.

Los resultados de este estudio reflejan que la presencia de seres vivos en la región británica durante la prehistoria fue intermitente, debido a los cambios extremos de clima a los que los primeros humanos tuvieron que enfrentarse. EFEFuturo

 
(Sin votaciones)
Cargando…