Inicio / Ciencia / El sector público, el gran resentido con la crisis, reduce un 15 % el gasto en I+D

El sector público, el gran resentido con la crisis, reduce un 15 % el gasto en I+D

El sector público ha sido el gran resentido en los recortes del gasto invertido en I+D derivados de la crisis económica, con un descenso cercano al 15 %, mientras que en el caso de las empresas la reducción ha sido sólo del 4 %, según un estudio presentado hoy por la Fundación Cotec.

El Informe Cotec 2014 sobre “Tecnología e Innovación en España” recoge datos de los principales indicadores de I+D e innovación en España, a nivel nacional y por comunidades autónomas, con una comparativa internacional; los datos oficiales utilizados son los más recientes y se refieren a 2012.
Durante la presentación, en rueda de prensa, el director general de la Fundación Cotec, Juan Mulet, ha advertido de que el sector público es el que más se está deteriorando en España por los recortes en I+D; sólo en el área de la Administración ha sido del 7,4 % en 2012 y el 7,1 % en la enseñanza superior.

Las cifras confirman que España continúa alejándose de Europa en sus indicadores de I+D e innovación; el gasto ejecutado para esas partidas en 2012 se redujo seis puntos respecto al año anterior.

Así, se situó en el 1,30 % del Producto Interior Bruto (PIB), con un montante de 13.392 millones de euros, frente al 1,36 % de 2011, por valor de 14.184 millones.

Según Mulet, los datos suponen volver a niveles de inversión en I+D en España inferiores a los de 2008, a pesar de la contracción del PIB español.
A nivel internacional, en términos de paridad en poder de compra, medida en dólares estadounidenses, la caída del gasto español en I+D en 2012 respecto a 2008 fue del 4,2 %, mientras que en el conjunto de países de referencia (Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Polonia) creció el 16,4 %.

El distanciamiento entre España y los promedios de los países de la OCDE en gasto de I+D y de la UE-28 se está acrecentando; en 2012 las cifras eran del 1,1 y 0,66 puntos porcentuales, mientras que dos años antes se situaban en el 0,94 y 0,51 puntos, respectivamente.

Pese a los datos poco halagüeños para el sistema innovador español, el informe deja ver resquicios de optimismo; de hecho, los pronósticos para los próximos meses, es que el empeoramiento será menos acentuado de lo que viene siendo.

Así se desprende de las opiniones del panel de 150 expertos consultados por Cotec a principios de 2014; en su opinión, se atisban tendencias positivas. Por ejemplo, que se dedique más dinero público a la investigación, y se valora asimismo la fortaleza en las exportaciones.
Según Mulet, se está dando algo “curioso”, y es que los expertos piensan que los investigadores públicos son “más responsables”, en el sentido de estar más concienciados de la necesidad de aportar mayor conocimiento a la economía a causa de la crisis.

Otros datos que alientan al optimismo de cara a los próximos meses tiene que ver con la capacidad de investigación demostrada por los científicos y la existencia de una bolsa de unas doce mil empresas que están manteniendo, a lo largo de la crisis, sus inversiones en I+D, y que aparentemente han incorporado ya a sus estrategias de negocio.

Pese a lo positivo de esta tendencia, lo aconsejable sería que la cifra de esas empresas se cuadruplicara, hasta las 40.000, según Mulet.

Otros indicadores que se mantienen estables y que alientan al optimismo se refieren a los niveles de actividad exportadora de bienes de equipo en España y las solicitudes de patentes.

En el lado opuesto, el informe detecta como aspectos preocupantes en el sistema de innovación español la difícil financiación que afronta y la falta de concienciación social sobre la importancia económica de la innovación.

Por comunidades autónomas, un total de cinco de ellas aglutina más del 77 % del gasto en I+D; en concreto, Madrid (25,6 %), Cataluña (22,3 %), Andalucía (11,1 %), País Vasco (10,7 %), y Comunidad Valenciana (7,5 %).

En términos de gasto en I+D en porcentaje del PIB, las cifras confirman que se mantiene una distribución similar a la de años anteriores, con el País Vasco, Navarra, Madrid y Cataluña por encima de la media nacional.

Las dos únicas comunidades que mejoran sus indicadores en 2012 respecto al año anterior, son Castilla y León (con un aumento de nueve centésimas de punto) y País Vasco (ocho centésimas). EFE
(Sin votaciones)
Cargando…