Inicio / Ciencia / Identifican un nuevo gen en los tumores neuroendocrinos hereditarios

Identifican un nuevo gen en los tumores neuroendocrinos hereditarios

EFEFUTURO.- Un equipo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha identificado un nuevo gen involucrado en tumores neuroendocrinos hereditarios.

Las mutaciones en varios genes del ciclo de Krebs (IDH1/2, SDH, FH y ahora MDH2) provocan la acumulación de metabolitos (2-HG, SUC y FUM) que provocan importantes cambios en la expresión génica (círculo gris). CNIO.

Los resultados de esta investigación se publican en la revista Journal of the National Cancer Institute.

Investigadores del grupo de Cáncer Endocrino Hereditario del CNIO, dirigidos por Alberto Cascón y Mercedes Robledo, han descrito la presencia de mutaciones en un gen -MDH2- en una familia con tumores neuroendocrinos muy poco frecuentes pero con un alto componente hereditario: los feocromocitomas y los paragangliomas.
Los feocromocitomas y los paragangliomas son enfermedades raras, cuya incidencia es de 3-8 casos por millón de habitantes.

A pesar de esta baja incidencia, representan “todo un paradigma dentro del cáncer hereditario”, pues son los tumores con mayor predisposición hereditaria conocida: alrededor de un 50 % de los pacientes transmite y/o hereda la susceptibilidad a desarrollarlos.

Hasta la fecha se habían identificado once genes principales cuyas mutaciones causan feocromocitomas y paragangliomas.

De estos, seis estaban implicados en el metabolismo celular, y más concretamente en el ciclo de Krebs, que es la maquinaria utilizada por las células para quemar el oxígeno y obtener así energía para su funcionamiento, ha informado el CNIO en una nota.

Los investigadores secuenciaron el exoma completo, la porción del genoma que produce las proteínas, de uno de los tumores desarrollados por un paciente con múltiples paragangliomas y feocromocitomas malignos, y que no presentaba mutaciones en ninguno de los once genes de susceptibilidad hereditaria a desarrollar la enfermedad.

El análisis y filtrado de las casi 80.000 variantes encontradas en la muestra permitió identificar una mutación en el gen MDH2 cuya relación con este tipo de cáncer no había sido descrita anteriormente.

Además, “la presencia de la mutación en familiares de primer grado, uno de ellos posteriormente diagnosticado de la enfermedad, confirmó el carácter hereditario de la alteración genética encontrada”, ha detallado Cascón.

El nuevo descubrimiento no ha hecho sino confirmar la relación entre el metabolismo y el desarrollo de este tipo de tumores.

Los feocromocitomas y los parangagliomas son tumores generalmente benignos, aunque en torno al 10-25 % de los pacientes desarrollan metástasis.

Este es el caso de los pacientes con mutaciones en los genes del ciclo de Krebs, en los que las probabilidades de metástasis aumentan hasta un 50 %.
Por esta razón, “es muy importante el diagnóstico genético de estos pacientes”.

“La identificación del nuevo gen no solo favorecerá este diagnóstico antes de que desarrollen la enfermedad, sino que también ayudará a identificar aquellos con mayor tendencia a metastatizar”, según Cascón. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…