Inicio / Ciencia / España se estanca en el registro de patentes

España se estanca en el registro de patentes

El número de solicitudes presentadas por España ante la Oficina Europea de Patentes (OEP) cayó un ligero 1 % en 2013, hasta las 2.476, si bien se mantuvo en el noveno puesto entre los países europeos.

El profesor Jesús López en el instituto de Parasitologia y Biomedicina López Neyra (CSIC) de Granada, con una muestra del biomaterial que han patentado y que permite generar tejido óseo o huesos artificiales a partir de células madre procedentes de cordón umbilical. Imagen de archivo. EFE/Miguel Ángel Molina

Según los resultados anuales de la OEP publicados hoy, el número de peticiones remitidas por entidades españolas pasó de 2.526 en 2012, a 2.476 en 2013.

De estas, solo 395 fueron finalmente otorgadas.
España se sitúa así muy por detrás de otros países del Viejo Continente como Alemania, que registró 32.022 solicitudes, seguida de Francia (12.417), Suiza (7.966), Países Bajos (7.606), o Reino Unido (6.469), Suecia (5.004), Italia (4.662) y Finlandia (2.818).

El solicitante más activo en España fue Teléfonica, con 114 peticiones de registro, seguida de EADS (53), Alstom (48), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (31) y la Universidad Autónoma de Barcelona (27).

La mayoría de las patentes se presentaron en los campos de farmacia, química orgánica fina y biotecnología, así como en comunicaciones digitales y transporte.

El estancamiento de España está en línea con el registrado en el conjunto Europa, donde el número de solicitudes ante la OEP cayó un ligerísimo 0,1 %.

Preguntado acerca del posible impacto de la crisis económica en el estancamiento de las solicitudes europeas y españolas, Battistteli señaló que hay que tener en cuenta “que existen muy diversas razones para que alguien pida una patente”.

No obstante, abogó porque se mantengan los esfuerzos en Investigación y Desarrollo (I+D) y por que se mejoren los lazos entre universidad e industria.

En este sentido, consideró importante que cada país encuentre las sinergías adecuadas entre inversiones públicas y privadas.
En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística, el gasto público en I+D en 2012 retrocedió hasta el 1,3 % del producto interior bruto, mientras que la inversión privada en este sentido cayó un 36 % entre 2008 y 2012.

Por otra parte, el estancamiento de Europa y el bajo crecimiento de Estados Unidos (2,8 %), contrastan con el incremento de las solicitudes procedentes de China y Corea del Sur, un 16,2 % y 14 %, respectivamente.

Para Battistelli, esto no significa que Europa haya perdido el liderazgo en innovación y estemos ante los dos nuevos polos mundiales en la materia.

“Por ejemplo, hemos visto un crecimiento de los principales campos técnicos y en estas áreas los europeos son los solicitantes más numerosos, con excepción de la tecnología informática”, explicó preguntado por Efe.

“Esto muestra que las capacidades innovadoras no están concentradas en un único sector, como es el caso de China, donde están centrados en informática. En Europa hay una innovación más diversa”, añadió.
Asimismo recordó que la OEP tuvo en 2013 un récord de 265.690 solicitudes de patente, un 2,8 % más, lo que a su juicio muestra que el mercado europeo es innovador y atractivo,

“Si no fuese así compañías de todo el mundo no querrían proteger sus innovaciones en Europa”.

Los cinco sectores más activos, según la OEP fueron las tecnologías médicas, la maquinaria eléctrica y energética, la comunicación digital, la tecnología informática y el transporte.

Si bien es cierto que la mayor parte de patentes solicitadas en todas ellas (salvo en informática, donde lideró EEUU) fueron europeas, hay que tener en cuanta que los datos solos se refieren a registros para obtener la patente en los 38 países en que trabaja la OEP, es decir, que este liderazgo no puede extrapolarse a nivel global. EFEFuturo
(Sin votaciones)
Cargando…