Inicio / Ciencia / Los estrógenos podrían proteger frente a algunos tipos de leucemia

Los estrógenos podrían proteger frente a algunos tipos de leucemia

EFEFUTURO. Los hombres tienen un mayor riesgo de desarrollar leucemia que las mujeres y ahora un equipo de investigadores, liderado por expertos españoles, publica en la revista Cell Stem Cell una posible explicación.

El equipo de investigación que ha participado en este estudio. Imagen cedida por el CNIC.

Según lo publicado, las hormonas sexuales femeninas -estrógenos- podrían estar detrás de esta diferencia.

Esta es una de las conclusiones de este trabajo, en el que también se apunta que estas hormonas podrían protegen frente al progreso de algunos tipos de este cáncer y de otros desórdenes sanguíneos.
La investigación está liderada por científicos del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), en colaboración con el Hospital Universitario de Basilea (Suiza).

La leucemia es un tipo de cáncer que comienza en la médula ósea, donde se forman las células sanguíneas (glóbulos blancos o leucocitos, que son la defensa del cuerpo frente a las infecciones; los glóbulos rojos o eritrocitos, que transportan el oxígeno; y plaquetas o trombocitos, que colaboran en la coagulación sanguínea).

Las células cancerosas impiden precisamente que se produzcan glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas maduras saludables.

Los investigadores de este trabajo han hecho sus experimentos con dos tipos de leucemias (generalmente se dividen en agudas y crónicas). 

El equipo de investigación que ha participado en este estudio. Imagen cedida por el CNIC.


Simón Méndez-Ferrer, del CNIC, ha explicado a Efe que se usaron modelos animales con leucemia mieloide aguda y con neoplasia mieloproliferativa que, si bien es crónica y menos agresiva, también se puede convertir en aguda, y para las que no hay tratamientos definitivos.

En los dos modelos se trató de averiguar el efecto de un fármaco ya existente eficaz contra el cáncer de mama: el tamoxifeno.

En el primero de los casos, las variaciones no fueron significativas (menos masa tumoral pero no consiguieron frenar la enfermedad), sin embargo, en el segundo el resultado fue “muy notable”.

Las neoplasias mieloproliferativas -como la policitemia vera- son tumores causados por una mutación en el gen que produce la proteína JAK2 en las células madre sanguíneas (las que elabora la médula).

Actualmente, no existe tratamiento curativo para ellas con la excepción del trasplante de médula ósea, solo recomendado en una minoría de pacientes, ha informado el CNIC en una nota de prensa.

La enfermedad provoca la acumulación de células sanguíneas anormales y la degeneración de la médula ósea, procesos que en los animales enfermos son bloqueados por el tamoxifeno, según este trabajo.
El tratamiento es capaz de eliminar las células madre anormales, responsables últimas de la enfermedad, y lo ha hecho tanto en los modelos animales machos como en las hembras, en ambos “respondiendo de modo bastante similar”.

Este fármaco imita el comportamiento del estrógeno y, aunque no se conoce exactamente la causa, parece tener un efecto más potente sobre las células leucémicas que sobre las sanas, lo que permite bloquear la enfermedad sin causar efectos secundarios importantes sobre las células normales de la sangre, ha detallado Méndez-Ferrer.

Lo que se sospecha, ha continuado, es que los niveles de estrógenos elevados “controlan mejor” a las células madre sanguíneas que fabrica la médula ósea y que con el tiempo se convierten en maduras, originando los glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

Imagen facilitada por el CNIC.


¿Y cómo funciona el tamoxifeno? Según ha señalado a Efe Abel Sánchez-Aguilera, primer autor del trabajo, las células normales tienen un control de calidad que provoca la apoptosis, una muerte celular programada de aquellas células “malas” que pueden derivar en tumor.

Sin embargo, en las células con una mutación en el gen que produce la proteína JAK2 -causante de las neoplasias mieloproliferativas- esta apoptosis es menor.

“Esto impide que el control de calidad funcione”, ha aclarado el investigador del CNIC, quien ha apuntado que el tamoxifeno restaura los niveles normales de apoptosis, “evitando que las células malignas se acumulen”.

Para los investigadores, este hallazgo tiene además una ventaja y es el hecho de que el fármaco ya esté en el mercado, lo que “facilitaría la puesta en marcha de un ensayo clínico con humanos”. EFEfuturo
(Sin votaciones)
Cargando…